Sandra Pinto tiene 43 años y es de Jesús María, Córdoba, pero hace 18 años que vive en Santiago del Estero junto a sus tres hijas. Sandra es la viuda de Mariano Rodríguez, uno de los 43 gendarmes fallecidos en el accidente de Rosario de Lerma hace un año.
El lunes 14 de diciembre de 2015, después de las 2, un colectivo de Gendarmería cayó en el arroyo Balboa, sobre la ruta nacional 34. Murieron 43 gendarmes del Destacamento Móvil 5 de Santiago del Estero que viajaban en el vehículo.
"Estoy agradecida con Mauricio Arriagada y Nuria Malena Monserrat -abogados de los familiares de las víctimas- por el trabajo que han realizado. Nos han ayudado a buscar justicia", destacó la mujer.
Para Sandra, el proceso judicial recién empieza y se debe seguir investigando. "Los responsables, sean los que sean, tienen que pagar por lo que hicieron... se hubiera podido evitar si cambiaban la cubierta", afirmó.
Mariano Rodríguez tenía 29 años de servicio en Gendarmería y 48 años cuando falleció. "El 27 de diciembre iba a cumplir los 49. Estuvimos 25 años casados, tuvimos tres hijas que son mis pilares. A la mayor le ofrecieron entrar a Gendarmería y ella aceptó", relató Sandra. Para la familia del gendarme fue un año duro. Los recuerdos de Mariano Rodríguez siguen presentes. "Es una lucha día a día, no lo podés creer y entender. A mí me agarran crisis en las que digo y pienso que va a volver. Sus bolsos, su cosas todavía están aquí, en la casa", detalló Sandra. Para subsistir, la viuda de Mariano tiene una pensión además de tener un comercio familiar. Hace dos años puso un negocio de indumentaria militar en Santiago. "Eso me saca adelante", expresó. Tras el accidente, su familia le pidió que se vuelva a Córdoba pero por el momento decidió rechazar esa oferta. "Quizás en dos o tres años lo vuelva a pensar", finalizó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...