Horrorizado, el hombre intenta a convencer a los "enamorados" que abandonen su casa, ya que la puerta estaba abierta. Sin embargo, los dos reptiles parecen estar muy concentrados uno al otro y no reaccionan ante sus peticiones y debió recurrir a las autoridades policiales para que las serpientes dejen su hogar ...

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora