Faltan apenas horas para que la primavera se despida definitivamente y "estalle" el verano, aunque las temperaturas que venimos soportando los salteños se parece más a la nueva estación que comenzará el lunes, a la que terminará mañana.
El calor nos dio una tregua de al menos 36 horas. El viernes la temperaturas cayeron casi 15 grados de las máximas que veníamos soportando en toda la provincia. El viento frío que ingresó desde el sur hizo que las nubes y la lluvia se instalen en Salta por algunas horas, pero mañana todo volverá a cambiar.
Según indica el Servicio Meteorológico en su pronóstico extendido, el domingo la mínima se ubicará en los 13 grados centígrados, mientras que la máxima llegará a los 28º. El parcialmente nublado durante toda la jornada.
"Estalla el verano"
El lunes será el primer día de la nueva estación: el verano, y con él la temperatura máxima y mínima subirán un poco más. La primera de ellas está prevista en los 31º y la segunda en los 16.
El martes el calor volverá a abrazarnos con fuerza a todos los salteños. Se espera una jornada con nubosidad variable, con una mínima de 19 grados y una máxima de 34. Por la tarde podría darse algunas precipitaciones aisladas.
El miércoles 23 de diciembre no variará mucho con respecto al martes. La amenaza de posibles lluvias se mantendrán, mientras que la temperatura oscilaran entre los 19 grados la mínima y los 35º centígrados la máxima.
Navidad con agua y calor
El pronóstico extendido señala que el jueves 24, día en que se festeja la Noche Buena y la Navidad, la lluvia podría estar presente en Salta durante la tarde-noche de ese día. La mínima no bajará más allá de los 18 grados y la máxima tocará los 30 grados centígrados en el termómetro.
El viernes 25 de diciembre, Día del nacimiento del Niño Jesús, el tiempo continuará inestable y con posibilidades de lluvias durante la jornada. La mínima será de 19 grados y la máxima de 31.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora