Del 14 al 20 de noviembre es la Semana del Prematuro, una oportunidad para remarcar aspectos clave vinculados a los bebés que nacen antes de término, tales como que la leche materna es su mejor alimento, el contacto piel a piel con la madre promueve un vínculo con muchos beneficios para su salud y el estrecho vínculo que forjan las distintas parejas que comparten la sala de neonatología mientras tienen a sus hijos recién nacidos internados. La medicina neonatal ha dado pasos agigantados en el cuidado de bebés prematuros; gracias a un mayor conocimiento, hoy los recién nacidos reciben los mejores cuidados disponibles para recuperar el tiempo intrauterino que no tuvieron, y alcanzar su máximo potencial de desarrollo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora