Unos poquitos días alcanzan para conocer lugares mágicos, sin transitar demasiadas horas de viaje. Y si optamos por quedarnos en Salta, el principal circuito des el de los Valles Calchaquíes, que se suele recorrer en uno o dos días partiendo desde la capital provincial. La "escapada" de esta semana nos encuentra con dos parajes solitarios: las Cuevas de Acsibi y la laguna Brealito, si los viajeros optan por un destino como Seclantás, en el departamento de Molinos.
Por la noche, la valiosa calma y el silencio absoluto de estos destinos son algo sustancioso también, además de la idiosincrasia de pobladores cuya vida reposada tiene tanto que contar.
Tierra de artesanos teleros y cuna también del poncho salteño, Seclantás es otro de los antiguos pueblos que se encuentran en las márgenes del Río Calchaquí y a escasos metros de la ruta nacional 40.
Entre sus ofertas turísticas se pueden visitar artesanos teleros en sus casas para admirar sus obras: frazadas, telas, ponchos y tapices y visitar bodegas familiares donde se elaboran vinos pateros y mistelas.
Julio Quiroga se dedica al trabajo textil: teje en telar y, durante un encuentro con El Tribuno, contó que allí, en Molinos, se hacen ponchos, mantas, chales u otras artesanías por pedidos. “Lo que más se hacen son ponchos y mantas”, dice el artesano. Es que Molinos es también conocida como la cuna del poncho salteño.
belleza y paisajes4.jpg
 Otra de las postales de Seclantás, camino a Laguna de Brealito.
Otra de las postales de Seclantás, camino a Laguna de Brealito.

Don Julio habla de todos los años de trabajo y remarca: “Tenemos años de trabajo haciendo esta tarea tan simple”. Cuenta que la actividad textil, en su caso, de artesanías de excelencia, implica que a los clientes se les entregue un certificado de que las prendas son hechas con lana de animales de criadero.
Pero Seclantás, además de su gran producción artesanal, tiene mucho más para ver: lugares mágicos. Seclantás tiene 900 habitantes, calles empedradas, una hermosa iglesia sin cura levantada en 1830 y numerosas casas con cierta influencia morisca, ya que en el pasado se asentaron aquí muchos inmigrantes árabes. Esas casas tienen en algunos casos arcos ojivales y grandes patios internos de planta cuadrada alrededor de los cuales se disponen los cuartos.
El Centro de Interpretación de Molinos, en la Casa Histórica de Indalecio Gómez, es el punto de partida para diferentes circuitos a pie. Una de las caminatas que parten desde allí es a la Reserva Municipal Río Molinos, que bordea el río para observar aves autóctonas como loros barranqueros, chiricotes y chimangos. Un trekking más exigente es el ascenso al cerro Overo, en tanto con una simple caminata de media hora se llega a un criadero de vicuñas dentro de la Finca Entre Ríos, creada en 1870.

belleza y paisajes5.jpg
Laguna de Brealito, semioculta entre montañas salteñas.
Laguna de Brealito, semioculta entre montañas salteñas.

Laguna de Brealito

El misterio de la laguna Brealito, semioculta entre las inmensas montañas salteñas y a un costado del camino que va de Seclantás al casco de la finca Luracatao, a 12 kilómetros de la ruta 40.
Si es al amanecer, la laguna refleja sin tapujos la desnudez, los repliegues y las intimidades de las montañas.
Pero si el amanecer renueva diariamente la hermosura escénica del lugar, la noche de luna es el paroxismo. La laguna parece iluminarse desde las profundidades y desbordarse entre los cerros.

Las cuevas de Acsibi

A tres kilómetros del pueblo de Seclantás se encuentra la finca Montenieva, de la familia Abán, que se extiende sobre un largo tramo del Valle Calchaquí. Dentro de ella se halla un lugar digno de ser conocido en la provincia: Acsibi, con sus increíbles cuevas y su mundo en sepia a punto de derretirse. Una geografía única, sagrada, que acongoja a quien la pisa.
Aún serían desconocidas si aquel niño de ocho años no se hubiese escapado a vagar por la distancia. Cuarenta años después de eso, Fido Abán sigue caminando sendas que solo él conoce y los lugares por donde caminaba aquel niño ahora sorprenden a los visitantes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora