Seclantás tiene vidalas, zambas y paisajes que la endulzan más que la uva. Pero el visitante atento también verá que esta localidad vallista del departamento Molinos, ubicada a unos 160 kilómetros de la capital, tiene una característica que la hace única en la provincia.
"Se puede decir que el único pueblo de Salta con el soterrado de cables es Seclantás", dice contundente el intendente, Walter Abán.
Y lo cierto es que solo se ven los postes de media tensión que llegaron hasta cerca de las casas y luego no hay más. Es ideal para aquellos que buscan los paisajes de las viejas calles vallistas, con casas típicas, y quieren sacar una fotografía sin cables, o pintar un cuadro.
Se complementa con la limpieza, ya que se destina, directa e indirectamente, casi el 40% del personal en mantenimiento. "La iniciativa del soterrado comenzó en 1987. En ese entonces funcionaba AGAS (Administración General de Aguas de Salta) y ellos comenzaron cavando las zanjas para el servicio de agua corriente. Ahí aprovechamos y pedimos que se amplíe también para la conexión de energía eléctrica domiciliaria", explicó Abán.
Ese proyecto se completó con otro del Banco Interamericano de Desarrollo para restaurar las fachadas de las 10 manzanas que forman el casco histórico central.
Lo concreto es que este pueblo, que cuenta con alrededor de mil vecinos, se constituye en el ejemplo directo de que el soterrado de cables puede ser una realidad.
Obras en el municipio
"De todos los recursos que manejamos, en la comuna le damos el mismo trato a Luracatao, e inclusive muchas veces es más. Sucede que es una población que históricamente estuvo postergada por su aislamiento geográfico, pero que desde esta gestión comenzamos a incluirla en obras públicas imprescindibles", remarcó el jefe comunal.
Es que tanto Brealito como Luracatao están fuera de la traza de la ruta nacional 40, por la que se llega al lugar, y por eso quedó al costado del camino.
El intendente, que sabe que ahí reside una comunidad importante, con buen tino amplió la ruta de acceso, inauguró hace un mes el complejo social y polideportivo Ingeniero Eduardo Batule y adquirió un nuevo equipo para generar electricidad, entre otras obras importantes.
"Ahora, al equipo queremos integrarlo al sistema eléctrico provincial, por lo que ya comenzamos los pedidos al gobernador Juan Manuel Urtubey. Si bien el centro de Luracatao tiene luz, con la interconexión vamos a llegar a las casitas más alejadas de ese valle", concluyó Abán.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 1 mes

En Argentina se pueden hacer bien las cosas, si se quiere. Felicitaciones a las varias intendencias de Seclantás y a sus habitantes.