Lázaro Báez cumplirá esta semana su primer mes en la cárcel. En Ezeiza, lo observan con cámaras las 24 horas del día. Y hay gente dedicada a informar sus movimientos y su estado de salud a diario.
Según publica el diario El Clarín, la agenda de Báez es reducida, lo que no implica que esté tranquilo. En casi 30 días, lo visitaron solo ocho personas, según registros oficiales.
En el listado aparecen tres secretarios y cinco abogados. Pero no figura nadie de sus familia. Sus hijos no se acercaron a la cárcel de Ezeiza por un pedido expreso de su padre.
Gustavo Coraminas lo visitó el 8 de abril, horas después de su detención. Se registró como "amigo", aunque sería una suerte de secretario o de empleado administrativo. Una función similar cumple otra de las visitas de su entorno, conocido como "El Viejo" Sofo.
La última visita cercana a Báez es Diego Navarro, director del diario Prensa Libre, propiedad del empresario. Es un hombre de extrema confianza y hoy es el puente entre la familia y Lázaro.
Todas las visitas debieron cumplir con los puntillosos requisitos exigidos por el Servicio Penitenciario Federal, que informa al juzgado de Sebastián Casanello ante cualquier anomalía. "Una persona de los servicios de inteligencia intentó ingresar y no se lo permitieron", dijo una fuente judicial.
En el lote de abogados aparecen los dos letrados que representan ahora al empresario, Daniel Rubinovich y el exjuez Rafael Sal Lari, pero también pasaron por Ezeiza el mediático Fernando Burlando y su socio Fabián Amendola.
La última visita de Báez en la cárcel, siempre según registros oficiales, fue María Gasaro, que defiende a los hermanos Lanatta y a Víctor Schillaci.
¿Era una bóveda?
Luego de que el arrepentido Leonardo Fariña detallara en su declaración dónde había una presunta bóveda del empresario Lázaro Báez, los investigadores se encontraron con una gran cavidad oculta debajo de una estancia del empresario en El Calafate. Pero, hasta el momento, los investigadores no pueden asegurar si allí hubo realmente una bóveda.
"Lo que pudimos constatar es que existe un espacio como el que describió Fariña. Qué uso se le dio en otro momento no lo puedo asegurar", explicó el fiscal Guillermo Marijuan.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora