Se acercan las fiestas y la compra de pirotecnia suele ser habitual en la gente, sobre todo los más jóvenes. En ese sentido, la Policía, a través de la División Rural y Ambiental, lleva a cabo distintos operativos tendientes a desentrañar la comercialización ilegal de dicha mercadería. El lunes por la tarde, cerca de las 17.50, secuestraron pirotecnia ilegal que era trasladada en una camioneta.
Personal de la División Rural y Ambiental al realizar un control sobre una camioneta Chevrolet S10, procedente de General Gemes, detectó en su interior una gran cantidad de pirotecnia que no contaba con las medidas de seguridad mínimas, como lo establece la ley 20.429 de arma y explosivo. Además, el rodado no tenía el pictograma que lo identifica como vehículo apto para esa actividad. Dada la situación, solicitaron la autorización habilitante y los ocupantes de la camioneta señalaron no contar con ningún permiso.
Lo único que tenían y exhibieron fue la factura de lo comprado por un valor de 29.600 pesos. Los policías secuestraron los elementos, trabajo que realizaron en conjunto con el personal del Departamentos de Bomberos. Entre los secuestrado había 31 cajas con pirotecnia varias como bengalas, morteros, fosforitos, baterías, volcanes, terremotos, paquetes de cañitas voladoras, torta carnaval, estallido y varios paquetes de estrellitas, entre otros elementos.
A modo de recomendación, la fuerza aconseja a las personas que vayan a transportar este tipo de objetos tomar las medidas de seguridad correspondientes a la ley de arma y explosivos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora