Unos 500 kilos de cocaína que estaban escondidos en una camioneta fueron secuestrados en un control de tránsito en la ruta nacional 34, en el departamento santiagueño de Robles, informaron fuentes de Gendarmería Nacional.

Los investigadores aseguraron que el procedimiento, en el cual se logró la detención de una persona, se llevó a cabo esta tarde en la estación de peaje de la localidad de Fernández, población rural del departamento Robles, distante a 68 kilómetros al sur de la capital santiagueña.

En un operativo de rutina y al pasar por una de las casillas de peaje, los gendarmes procedieron a detener la marcha de una camioneta Toyota Hilux doble cabina, en cuyo interior y en la caja se procedió al secuestro de los cerca de 500 kilos de cocaína, en pequeños envoltorios colocados en el interior de bolsas de arpillera.

La droga y el vehículo incautado, además del único detenido, fueron puestos a disposición del juez federal de Santiago del Estero, Guillermo Molinari.

Se sospecha que el transporte de la droga se inició en la localidad salteña de Tartagal, cercana al paso fronterizo con Bolivia, y tenía por destino final la provincia de Buenos Aires.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...