José Ignacio Bergoglio y su novia, Marina Muro, fueron interceptados el viernes a la noche por dos ladrones armados cuando estaban a punto de ingresar a su casa, en Ituzaingó. Lograron encerrarse en un cuarto hasta que llegó la policía.
José y su pareja, quien es fundadora y presidenta de la organización Haciendo Lío, fueron asaltados cuando estaban a punto de entrar a su domicilio.
Según relató Muro, dos delincuentes armados los interceptaron frente al domicilio e intentó ingresar al mismo para robar.
"A José lo hicieron tirar al piso y le pusieron dos armas en la cabeza mientras a mí me apuntaban con otra", describió la mujer.
Adentro de la casa, ubicada en calle Posta de Pardo al 800, entre Darwin y Orán, los esperaban sus sobrinos. Frente al temor de la amenaza, la reacción de la pareja fue correr hacia el interior. "Nos encerramos todos en una habitación hasta que dejamos de escuchar tiros y llegó la policía", relató Muro.
Por su parte, José Ignacio Bergoglio agradeció el rápido accionar de la policía local y la bonaerense, que al llegar al lugar provocó la dispersión de los delincuentes.
"A pesar de la situación vivida, por este hecho de inseguridad que vivimos con Marina, quiero agradecer el rápido accionar de los uniformados. La sacamos barata. Lo único que nos robaron fue 4.000 pesos y algunas pertenencias de Marina, pero de no haber sido por la rapidez de la policía, creo que hoy no lo estamos contando", dijo Bergoglio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora