Mañana continuarán las audiencias en el juicio seguido contra José Javier el "Indio" Aramayo, imputado como presunto autor responsable del delito de homicidio en perjuicio de Marcela Mamaní en febrero de 2012. De no mediar ningún imponderable, la Sala III del Tribunal de Juicio llevará a cabo la penúltima cita antes de los alegatos y el veredicto final. El viernes, entre los testigos que pasaron y expusieron su verdad hubo uno que dio precisiones en contra del acusado. Raúl Ocaranza, una persona que conoció al acusado en un grupo que se dedicaba a consumir y a vender drogas.
A diferencia de lo expuesto en la etapa de instrucción, esta vez Ocaranza fue preciso al señalar que dos o tres días después de la desaparición de Marcela Mamaní -16 de febrero de 2012- se encontraron con Aramayo en un cumpleaños en Solidaridad. Allí, manifestó el testigo, el acusado borracho empezó a cantar que había matado a Marcela y que la había tirado al río Arenales, atrás de Solidaridad.
Según Ocaranza, Aramayo llegó al grupo invitado por Damián Flores, otro de los integrantes del grupo quien habría sido asesinado en 2013. Cuando el abogado querellante, Pedro Arancibia, le preguntó si Aramayo se drogaba, Ocaranza dijo que sí, que consumía cocaína y pasta base.
A raíz de ese testimonio los jueces Pablo Farah (presidente), Carolina Sanguedolce (vocal) y Ángel Amadeo Longarte (vocal) ordenaron buscar a tres personas que la noche del cumpleaños estuvieron con el Indio Aramayo. Además, los jueces ordenaron que se realice un rastrillaje desde la casa del imputado un kilómetro hacia adelante, y por último que se investigue la muerte de Damián Flores, quien habría sido asesinado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora