Seis de cada diez personas en la Argentina afronta condiciones de sobrepeso, por lo cual los expertos exhortaron a desarrollar tareas de prevención para acotar la incidencia de esa patología, de cara al día mundial contra la obesidad, que se conmemora el 30 de octubre.
"El exceso de peso es uno de los problemas más comunes asociados al estilo de vida actual", dijo Hernán Provera, médico cardiólogo y coordinador del área de prevención cardiovascular del Instituto de Neurociencias Buenos Aires (Ineba), y sostuvo que la obesidad es "uno de los principales factores de riesgo en el desarrollo de muchas enfermedades crónicas".
Entre ellas, Provera mencionó en un informe "enfermedades respiratorias y cardiacas, diabetes mellitus tipo 2, la hipertensión arterial, algunos tipos de cáncer, y también de muerte prematura".
En ese sentido, el ministerio de Salud de la Nación sostuvo que la prevalencia de obesidad en el país "aumentó de manera constante en los últimos años. A nivel mundial ya hay unos 2 mil millones de adultos con sobrepeso".
Además, informó que la prevalencia de la obesidad "en el país pasó del 14,6% en 2005 al 18% en 2009, y al 20,8% en 2013, lo que implica un aumento del 42,5% en tan solo ocho años. Actualmente seis de cada 10 argentinos tienen sobrepeso".
La obesidad, sostuvo el informe del Ineba, "se define como la acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud".
"El tema se convirtió en una de las mayores preocupaciones sanitarias en el mundo por su creciente aumento en la población y es también una problemática en ascenso en la Argentina", añadió.
Asimismo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2014 más de 1.900 millones de adultos de 18 años o más tenían sobrepeso, de los cuales 600 millones eran obesos. "Esto significa que el 39% de las personas adultas tenían sobrepeso y un 13% de esa población era obesa. A su vez, en 2013 más de 42 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso", aseguraron en el informe.
"Aunque parezca una epidemia, la obesidad puede prevenirse", afirmó Provera, quien detalló que en Ineba trabajan "fuertemente en el camino de la prevención y en darle a nuestros pacientes herramientas para mejorar su calidad de vida".
Asimismo, añadió que por ese motivo "les proponemos que miren qué y cuánto comen como para llevar una dieta equilibrada, limitar la ingesta de alimentos con alta densidad energética, aumentar el consumo de frutas y verduras, organizar los menú, hidratarse, comer despacio, hacer ejercicio y descansar lo suficiente".
También opinó en el informe Teresa Coccaro, licenciada en Nutrición a cargo del área en Ineba, quien dijo que las causas más comunes de la obesidad son "la ingesta excesiva de alimentos no saludables y calorías, y el sedentarismo, aunque también hay una gran influencia genética".
"El tratamiento para combatirla se basa en un programa de modificación de hábitos que consiste en la elaboración de una dieta individualizada combinada con ejercicio físico", sostuvo la experta.
En el informe, Coccaro manifestó que durante el tratamiento dietético "se deben modificar los hábitos alimentarios erróneos e instaurar hábitos saludables para mantener la pérdida de peso a largo plazo mejorando el perfil de salud".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora