En medio de la conferencia de prensa del ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, apareció el mismo Sejas Rosales para dar declaraciones ante la prensa, que escuchaba atentamente al funcionario.
"Me entregué voluntariamente, soy inocente", fueron las primeras palabras del empresario boliviano acusado de narcotráfico por la Justicia argentina.
Ante las reiteradas consultas de los periodistas sobre los 44 camiones de su propiedad que dieron positivo a los exámenes narcóticos, Rosales aclaró: "Esas son cosas personales de los choferes, soy inocente".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora