El Senado tratará mañana en el recinto el acuerdo con los buitres. El proyecto de ley es para el pago de la deuda a los fondos buitre que promueve el Poder Ejecutivo y llegó al cuerpo aprobado por Diputados.
Los legisladores del Frente para la Victoria, junto con sus colegas del peronismo federal, se proponen también dar dictamen a una iniciativa complementaria, para modificar la ley de administración financiera, de manera que en el futuro toda la toma de deuda prevista por el Estado nacional cuente con el aval previo del Congreso.
La reunión de comisión fue la última de una serie consecutiva que comenzó el miércoles pasado con la presencia del ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay.
La iniciativa, que ya tiene media sanción de Diputados, deroga las leyes cerrojo y de pago soberano y autoriza la emisión de deuda por 12.500 millones de dólares para abonarle a los fondos buitre.
En círculos del oficialismo, causó malestar que la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York convocara recién para el 13 de abril a una audiencia, conociendo que el gobierno se comprometió a saldar la deuda apenas unas horas después, el 14.
Las partes deberán argumentar por qué la Corte debe ratificar (o no) el fallo del juez Thomas Griesa, que levantó los embargos para que el gobierno argentino pueda avanzar en el acuerdo alcanzado con los holdouts, y regularizar los pagos con los bonistas que habiendo entrado a los canjes de 2005 y 2010, desde 2014 no pueden cobrar los intereses.
Todo indica que en el gobierno argentino hay gestiones para demorar algunos días el acuerdo, porque parece casi imposible materializarlo aunque haya una disposición rápida de la Corte de Apelaciones de Nueva York.
La Argentina consensuó con los fondos buitre que el 14 de abril al mediodía les depositará los fondos comprometidos para cerrar la larguísima disputa judicial.
Ahora, no se descarta que sea el propio fondo NML el que pida a Griesa postergar la fecha de vencimiento del acuerdo.
El Presidente
Por su parte, el presidente Mauricio Macri confía en que mañana el Senado convierta en ley las iniciativas que permitirán afrontar los pagos con los holdouts.
El juez Griesa dijo que levantará el stay sobre la Argentina si el país deroga las leyes cerrojo y de pago soberano, y le paga a los fondos que aceptaron la oferta argentina el 14 de abril.
Pero como los buitres apelaron el fallo de Griesa y la Cámara puso como fecha de audiencia el 13 de abril, un día antes, la agenda de la salida del default quedó supeditada a la justicia.
Para Eugenio Bruno, uno de los cerebros legales del Ministerio de Hacienda, el límite del 14 de abril no impide que la fecha final pueda ser ajustada de común acuerdo con estos fondos.
La Corte de Apelaciones citó la audiencia 26 horas antes del plazo fijado por el juez de Nueva York para el cumplimiento del acuerdo cerrado entre el Gobierno y los fondos buitre, liderados por NML, de Paul Singer.

Qué hacer con posibles juicios

Si bonistas accionan, Argentina se acogerá a la prescripción de deuda. El hecho de cancelar a los bonistas de acuerdo a lo dispuesto por la Justicia de EEUU, no garantiza controlar eventuales pleitos.
Si algunos acreedores que rechacen el arreglo de la deuda externa demandan al país, la Justicia deberá fallar si sus títulos están prescriptos. A esa conclusión arribaron en el Ministerio de Hacienda y Finanzas.
Ese temor, en el seno del kirchnerismo que se opone al acuerdo, ha sido lanzado como hipótesis por el exministro de Economía Axel Kicillof y diputado nacional.
El ministro Alfonso Prat Gay admitió que algunos bonistas irán a la Justicia, pero desestima el reclamo porque esos títulos "prescribieron".
"Hay una parte muy importante de esos fondos que rechazan la propuesta con los que no queremos negociar ni estamos interesados en que acepten la propuesta argentina", dijo el ministro. Y agregó: "Sabemos que es en este núcleo de tenedores donde se abrirá un proceso de litigios, porque ellos van a ir a la Justicia reclamando la validez de esos títulos que para nosotros han prescrito".
El ministro aclaró que para aquellos acreedores que sí tienen bonos válidos y que aún no se decidan a aceptar la oferta, la propuesta de pago seguirá en pie más allá del 14 de abril.
En voz de Prat Gay, el Gobierno avisó que el 14 de abril pagará en efectivo a los holdouts y fondos buitre que hasta ese día acepten la oferta con una quita del 25 por ciento.
Prat Gay precisó que con los holdouts que aceptaron la propuesta, el monto total que el país debe pagar es de 7.759 millones de dólares.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 8 meses

Me extraña Korolev, lo que van a discutir estos atorrantes(salvo honrosas excepciones), es cuanto de coima les toca, y donde se lo van a depositar. Van por la" tajada" y les chupa un huevo la gente que tendrà que pasar hambre para pagarle a los garcas internacionales, y los corruptos, vendidos, traidores, hijos de mil puta locales.

korolev Serguei
korolev Serguei · Hace 8 meses

espero que haga una revisacion historica en que gobieno comenzo y cual la triplico y las causalesss y sean imparcial


Se está leyendo ahora