Al igual que en la Cámara de Diputados, el oficialismo convalidó anoche en el Senado la reforma del Código Contravencional que otorga a los municipios la posibilidad de crear zonas rojas para la prostitución.
Por otra parte, los artistas callejeros tendrán que pedir "permiso" para desarrollar sus habilidades en los espacios públicos de Salta, caso contrario serán sancionados.
Este encapsulamiento a la libertad al despliegue de arte y cultura callejera que realizan diversas tribus urbanas también se encuentra contenido en la reforma del Código Contravencional.
El oficialismo aprobó anoche en el Senado una serie de modificaciones, que contaron con el visto bueno del procurador Pablo López Viñals, y el proyecto volvió a Diputados.
La reforma dispone sanción para los que demanden y ofrezcan servicio sexual por dinero en la vía pública.
Pero, por otro lado, dice que en las zonas rojas que habiliten los municipios esta contravención "quedará sin efecto".
Un artículo polémico Quienes demanden y ofrezcan servicio sexual por dinero serán sancionados. Pero serán eximidos en las zonas rojas que habiliten los municipios.
El senador por Cachi, Américo Liendro, remarcó que se trata de una contradicción y se abstuvo de votar el artículo 13 de la revisión.
En tanto, la senadora Gabriela Cerrano (PO) votó en contra y rechazó que se quiera mostrar como actualización poniendo cuestiones de protección a la ecología, cuando se abre las puertas para crear zonas rojas,
"El PO no apoya que se legalice la violencia hacia las mujeres, porque eso es la prostitución", sostuvo.
Por su parte, la oficialista Silvina Abilés subrayó que la reforma "busca que la policía sea auxiliar y que los fiscales investiguen y el juez de garantías dicte una sentencia. "No vivimos en una anarquía, vivimos en una sociedad organizada", señaló.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...