Según el sitio web InPerfectas existen cinco señales inequívocas que indican que una mujer no puede olvidar a su expareja.
Punto uno: sigue refiriéndose a él como su enamorado. Cuando conversa con sus amigos, su familia o conocidos hay una señal de alarma que se cuela en su aparentemente superado discurso: todavía sigues mencionándolo a él como a su enamorado. Hasta el hecho que narra se construye con tiempos verbales en pasado, pero hay un adjetivo: "novio", "marido", "amado" que delata que no ha asumido la realidad de que él ha dejado de pertenecer a su vida.
Punto 2: revisa constantemente las redes sociales en busca de pistas sobre la vida del ex. Con la existencia de las redes sociales es difícil no conocer lo que hacen las demás personas, más si se han conservado muchos amigos en común; pero la obsesión y el análisis de los hechos no demostrables e incluso la libre interpretación de las ausencias no pueden llevar a nada bueno.
Punto 3: revisa los perfiles de amigos en común. Este apartado se desprende del anterior. Tal vez la expareja la eliminó de las redes o incluso le ha bloqueado el acceso a determinados contenidos; pero eso no es ningún impedimento para ella. A través de sus amigos en común tratará de saber lo que está haciendo día tras día.
Punto cuatro: frecuenta los lugares en los que cree que podría toparse con él. Conoce de sobra el horario de sus clases en la universidad, su jornada de trabajo y los lugares a los que concurre, por lo que siempre trata de buscar una excusa para poder encontrárselo de "casualidad". Es el peor truco porque se arriesga a encontrárselo de "casualidad"... y acompañado. Punto 5: rechaza todas las propuestas de citas. No quiere salir con nadie, incluso aunque muchos de los hombres que la han invitado a salir sean atractivos y encantadores. Ocurre que continúa teniendo a una persona específica anclada en su mente y su corazón.

Antes de estrenar lavar las prendas

Expertos en fabricación de prendas de vestir advierten que deben lavarse todas las prendas nuevas.
Cada hilo o tejido teñido requiere de productos químicos. Incluso aquellas que se denominan fibras naturales o 100 por ciento de algodón requieren de productos químicos.
Además, argumentan los especialistas, hasta que llega a nuestras manos puede haber pasado por infinidad de lugares y traer bacterias, hongos y hasta, en ocasiones, piojos.

Películas para adictas a la moda

Según el sitio I Mujer Moda las películas que no puede dejar de ver una mujer que se precie fanática de la moda son "Cómo pescar un millonario" (1953), "Alta sociedad" (1956), "Charada" (1963), "El valle de las muñecas" (1967), "Barbarella" (1968), "El gran Gatsby" (1974), "Vaselina" (1978), "Las chicas solo quieren divertirse" (1983), "Tiempos violentos" (1994), "Clueless" (1995), "Amelie" (2001) y "Un reino bajo la luna" (2012). Un repaso por personajes femeninos entrañables que dan mucha importancia al lo ok.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia