Con el voto mayoritario de los senadores alineados con el Gobierno, la Cámara Alta aprobará hoy la adhesión de la Provincia al régimen de repatriación de capitales que estableció el Gobierno nacional a través de la ley 27.260.
En esta norma, conocida como de Reparación Histórica a Jubilados y Pensionados, se incluyó el régimen de sinceramiento fiscal, a partir de un sistema voluntario y excepcional, de declaración de tenencia de moneda nacional, extranjera y demás bienes, en el país y en el exterior.
El proyecto con media sanción de Diputados y que se aprobará en el Senado fija en Salta un impuesto del 10% adicional a los gravámenes especiales del 5 al 15% que prevé la ley que aprobó el Congreso.
La intención del Gobierno salteño es apoyar con beneficios a quienes decidan invertir sus bienes en esta provincia.
La ley de adhesión determina que para no pagar las cargas impositivas en Salta, las tenencias exteriorizadas se deberán invertir en proyectos productivos, inmobiliarios o energéticos, que favorezcan el desarrollo de la economía y que generen nuevos puestos de trabajo.
Se considera que a nivel provincial, la exteriorización puede acarrear consecuencias impositivas a partir de determinar deudas tributarias o incluso la aplicación de sanciones.
Frente a estas eventuales situaciones, la ley de adhesión eximirá o liberará del pago de impuestos de sellos y a las actividades económicas y también dispone la abstención de iniciar sumarios o acciones penales tributarias.
Para el debate que se dará en la Cámara Alta, las senadoras por Cachi, Berta Gerónimo, y por Cafayate, Ana Guerra, no adelantaron la postura de la UCR. Senadores oficialistas creen que votarán a favor porque la UCR apoya al Gobierno nacional.
Según se anticipó, la senadora Gabriela Cerrano votará en contra porque el PO no cree que con la adhesión lleguen inversiones y, en cambio, el blanqueo terminará beneficiando a los evasores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora