*

Serenata: medio centenar de periodistas y noteros quedaron en la calle
Más de medio centenar de enviados especiales de medios de todo el país tuvieron que pasar la "primera luna" de la Serenata a Cafayate del lado de afuera de los muros del predio de la Bodega Encantada, ya que no fueron acreditados por los organizadores.
David Muñoz, de Argentinísima Satelital, notablemente ofuscado por la situación contó a El Tribuno: "Luego de haber viajado muchos kilómetros para realizar la cobertura de este festival folclórico, ícono de la salteñidad, tuvimos que pasar la noche comiendo un choripán en la vereda, mientras Abel Pintos deleitaba a miles de espectadores desde el escenario".
Muñoz compartió tertulia en la calle con enviados especiales de medios de Córdoba, Tucumán y Mendoza. "No nos deja de asombrar la decisión del intendente Fernando "Casita" Almeda de seleccionar a dedo qué medio entraba y cuál no. Una falta de respeto así no se vio nunca. Además, los patovicas que nos intimidaban eran todos de Tucumán porque la organización no contrató salteños para la seguridad en el predio", explicó el trabajador de Argentinísima.
La primera jornada de la Serenata transcurrió en condiciones climáticas óptimas y presentó un lleno total. "No entraba ni un alfiler" contó Celeste, una salteña que no paró de dar alaridos frente al escenario durante la actuación de Sentimiento Mansero, que cerró la jornada musical pasadas las 7.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...