Los gremios municipales opuestos a la UTM que conduce Pedro Serrudo analizarán hoy la estrategia a seguir luego de que el veterano dirigente apelara el fallo del juez federal Julio Bavio que invalidó un acuerdo con el anterior gobierno comunal. Ese convenio asignaba 500 mil pesos mensuales a aquella agrupación y obligaba a descontar el 1% de sus sueldos a los empleados no afiliados para entregarlo también al tesoro que administra Serrudo.
El fallo, apoyado en jurisprudencia reciente de la Corte Suprema de la Nación, fue contundente en defensa de la libertad gremial y del derecho de los asalariados a elegir sus representantes en las negociaciones con la patronal.
Tan contundente, que Serrudo no encontró mejor reacción que protagonizar una escandalosa patoteada que incluyó golpes en banda contra empleados indefensos.
La apelación, ahora, recayó en la Cámara Federal y será analizado por Mariana Inés Catalano de David.
Aunque consideran que la fundamentación del fallo, -"casi de sentido común", dicen- lo convierte en inapelable, el dirigente de Ademus, Alberto César Molina, convocó a los otros nueve gremios para reunirse hoy, a las 9,30. en la sede de Ademus, en San Martín 244, para definir la estrategia a seguir.
Temen que pueda influir en el ánimo de la magistrada el hecho de que se trate de un fallo que demolió la estrategia gremial de la gestión de Miguel Isa, de la que no fue ajeno su esposo, el diputado nacional Javier David.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora