Paso una semana desde que se produjo la siniestro vial más luctuoso en lo que va del 2016 en la ruta nacional 50, la "ruta de la muerte", en Orán. Hasta el jueves eran cinco las víctimas fatales que había dejado el siniestro tras un choque frontal entre un auto particular y un remise, en el tramo que va desde Orán a Aguas Blancas. En las primeras horas de ayer desde la Policía de la Provincia dieron a conocer que hay una sexta víctima fatal de dicho siniestro, se trata de Analía Espínola, de 63 años, quien había sido trasladada al hospital San Bernardo de esta ciudad.
El choque frontal entre un vehículo Chevrolet Aveo que circulaba desde la ciudad de Orán hasta Aguas Blancas y un Chevrolet Corsa que circulaba en sentido contrario fue cerca de las 9.45 del sábado 28 de mayo. El último rodado era utilizado como servicio de remise interurbano. Si bien se esperaban resultados del personal de Criminalística para saber el motivo del accidente, la primera información que surgió en el lugar de boca de los efectivos fue que uno de los dos choferes se habría cruzado de carril.
Como consecuencia del violento impacto entre ambos vehículos los conductores fallecieron en el acto y el resto de las personas al cabo de algunas horas. En el remise viajaban cinco pasajeros desde Aguas Blancas a Orán. Entre el terror y la desgracia por lo sucedido, el jefe de Bomberos de Orán, Manuel Gutiérrez, señalaba desde el lugar del siniestro que "un remisero que estaba en ese momento en la ruta fue pasado por el auto particular, que iba muy rápido y al parecer no vio que hay una curva cerca del puente; dice que avanzó unos metros y se encontró con el accidente", describió.
Según el diagnóstico de los profesionales del San Bernardo, la mujer que peleaba por su vida tras el trágico choque en Orán falleció a raíz de un "paro cardiorrespiratorio por politraumatismo y traumatismo encéfalo craneano grave". De esa forma el choque frontal entre los dos autos dejó el peor saldo, las víctimas fatales son todas oriundas de la ciudad de Orán.
Según testigos del fatídico hecho, el impacto fue de una violencia tal que uno de los vehículos terminó por incendiarse y ambos rodados tenían sus partes delanteras totalmente aplastadas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora