Las "andanzas" de Jorge Renta en favor del medio ambiente y en la tarea de contribuir con el orden y la limpieza en la ciudad no se limitan a la tarea voluntaria de recoger a diario la basura que arroja la gente en el cerro San Bernardo. Ahora, este contador público jubilado de la Municipalidad capitalina emprendió una campaña unipersonal que consiste en concientizar a los conductores sobre "respeto a los peatones".
La modalidad que emplea Renta en el micro y macrocentro salteño es muy particular, ya que se lo puede ver a distintas horas del día acercándose a las ventanillas de los vehículos en infracción para, amablemente, marcarle al conductor la importancia de cumplir con las normas viales. No se trata de una reprimenda, sino de un consejo que en la mayoría de los casos provoca más de una reflexión.
"Muchísimos salteños no toman en cuenta las normas más elementales de convivencia en la vía pública y la observancia de las normas viales, que simplemente buscan resguardar la vida y la integridad de las personas", explicó este ciudadano comprometido con las cuestiones cotidianas de la ciudad.
Renta no tiene un lugar ni horario fijo para realizar esta tarea, como tampoco la obligación; simplemente en sus habituales recorridos por el centro, cuando ve que se comete una infracción como frenar en las esquinas sobre las sendas peatonales, estacionar en doble fila o en sitios que impiden la circulación de los peatones y discapacitados, le señala la falta cortésmente al conductor.
"Sé que mi voluntarismo no va a cambiar la cultura vial de Salta ni mucho menos, simplemente quiero aportar mi granito de arena para vivir en una ciudad más ordenada, en la que nos respetemos todos", manifestó con una sonrisa don Jorge, como lo llaman sus vecinos de la zona del Monumento Gemes.
Sin embargo, su espíritu inquieto lo llevó a planificar una visita al director de Tránsito de la Municipalidad, a miembros de Pavicei y de otras instituciones para entre todos elaborar un plan de educación vial, especialmente para la zona centro. "Pienso que con solo educar sobre la observancia de las indicaciones "Pare'' y "Senda peatonal'' habremos dado un gran paso. Recientemente visité los Ángeles (EEUU) y me sorprendió gratamente que se cumpla con las normas viales al pie de la letra. Donde dice "Pare'' la gente frena y a nadie se le ocurriría parar sobre una senda peatonal. No es descabellado intentar inculcar ese respeto en Salta", contó Renta.
El vecino agregó: "En todas las esquinas del centro se deberían colocar reductores, como los que hay en la calle Vicente López y O''Higgins y pintar carteles con la leyenda "Pare'' sobre la cinta asfáltica, como ya se hizo hace algunos años. Todo esto disminuiría los riesgos de accidentes. Sería una medida revolucionaria a nivel nacional", comentó Renta a El Tribuno con notable entusiasmo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...