Tono quebrado en su voz, intenta no caerse anímicamente porque es consciente que la lucha recién comienza y será larga. Mónica Vera, mamá de Emanuel Torres de 17 años, dialogó con El Tribuno acerca del presunto homicidio de su hijo. El domingo 30 de octubre fue la última vez que vieron al joven, una semana después, el lunes 7 de noviembre, el cuerpo de un muchacho fue hallado por unos carreros en un baldío atrás de los departamentos de Parque La Vega, en la zona sur de la ciudad. Tras pasar por la morgue de la Ciudad Judicial, Mónica fue contundente: "Era la ropa de mi hijo". Hace más de una semana, profesionales del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) le dijeron que debía esperar los resultados de ADN para entregarle el cuerpo.
Casi tres semanas pasaron desde la desaparición de Emanuel Torres, tiempo que habría transcurrido desde el supuesto homicidio. "El domingo 30 -de octubre- estuve toda la tarde con él, después me fui a limpiar una casa cerca del barrio El Periodista, y Emanuel se fue a la parroquia María Reina del barrio El Tribuno. Todos los sábados se juntaba con su grupo de palestra de 19.30 a 22.30. Cuando regresé a mi casa, cerca de las doce, mi mamá me dijo que Emanuel no había vuelto, me fui afuera y lo empecé a llamar al celular hasta cerca de las 4.30", le contó Mónica a El Tribuno.
Con la desesperación lógica de no saber nada acerca de su hijo, la mujer recibió un mensaje vía Whatsapp antes de la cinco de la mañana del lunes 31 de octubre. "Por lo general mi hijo siempre me responde, nunca dejaba de hacerlo. Esta vez antes de la cinco me llegó un mensaje donde me consultó por qué lo llamaba. Le pregunté dónde estaba y con quién y me dijo: "querés saber la verdad... no voy a volver más'' y me mandó una foto donde estaba con un amigo homosexual. "Esa es la verdad'' me puso". La mujer insistió en preguntar dónde estaba y fue más allá: "Me querés matar de un susto, cómo que no volvés más, le dije y puso "morí, morí, morí'' o algo así".
Quizás por sexta o séptima vez, Mónica reiteró su preocupación preguntando si se encontraba bien. En determinado momento de la madrugada la mujer se ilusionó al leer: "Estoy cerca del Vea, puso y le respondí que lo esperaba en la puerta porque estaba cerca. Pero nunca llegó". Los últimos mensajes de Whatsapp que recibió volvían a resaltar la idea de ausencia y desaparición definitiva del joven. "Me puso que el lunes no iba a ir al colegio, recién el martes. Me dijo que si quería ir a ver a sus compañeros al curso para decirles eso, que lo haga. Como diciendo que no iba a volver más. Después de eso se cortó la comunicación".
Madrugada fatal
Lo expuesto por la mujer, sumado a una serie de elementos como la ausencia del celular del joven, hacen suponer que Emanuel Torres habría sido asesinado entre las 12 de la noche del domingo 30 y las 5 del lunes 31 de octubre. Después de una semana, el cuerpo del joven habría sido hallado en un baldío de la zona sur. "Hace más de una semana, los fiscales me dijeron que tenga paciencia, hay que esperar el análisis de ADN para que me entreguen el cuerpo. Me queda esperar un milagro, y si los análisis confirman que es mi hijo voy a seguir buscando Justicia", apuntó la mujer.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora