A los 50 años, Catherine Fulop se siente tan segura de sí misma que recientemente se animó a posar sin Photoshop para la revista Gente. La actriz y conductora de Los unos y los otros siempre compartió sus secretos de belleza. En reiteradas ocasiones dijo que su increíble físico se mantiene a base de alimentación sana (solo come frutas, verduras, carnes magras y pescado); ejercicio diario (recomienda la gimnasia aeróbica y localizada para modelar y tonificar); beber agua (al menos tres litros diarios); tratamientos de estética ("porque ayudan a estar bellas de cuerpo y rostro"); mantener un buen descanso; cubrir distancias caminando o en bicicleta; reír; conservar el fuego y la pasión en la pareja; no perseguirse contando calorías de los alimentos; y vivir despojada de tensiones. Hoy reflexiona sobre la no aceptación del paso del tiempo, las cirugías estéticas y los retoques digitales de imágenes.
¿Volverías a pasar por el quirófano?
Renuncié a las cirugías luego de haberme operado cuatro veces: las lolas (a las que debí corregir dos veces), los labios y el pantalón de montar. Lo hice siempre con gente muy idónea, pero si me pongo a analizar, nunca quedé satisfecha... Estás buscando algo que no es natural. Yo era arriesgada y era una cuestión de inseguridad. La seguridad se gana con los años y la madurez. En un momento me toqué los labios y me puse colágeno y más allá de que volvieron, ya no eran lo mismo. Me tienen que decir que me tengo que cambiar las prótesis mamarias y me desmayo. Me daría terror entrar en un quirófano, no solo por miedo a la mala praxis sino porque la medicina es tan incierta que para qué jugar con fuego.
¿Y qué opinás de tratamientos para atenuar las arrugas como el bótox?
A los 42 me puse bótox hasta que me di cuenta de que estaba con la cara medio congelada. Empiezas a querer que uno solo te fotografíe o que te maquille la misma que ya te conoce... Ahora no me importa nada porque sostener lo imposible es frustrante y ahí es donde puedes cometer errores graves en tu vida. Ya ves a miles de personas que están con la cara torcida.
¿Ahora estás contra el Photoshop?
Me detuve a observar. Estudiando fotografía, descubrí lo bello de las marcas personales. Los retoques digitales son una agresión. Somos nosotros los que elegimos consumir solo la perfección, porque si eres viejo, eres feo y descartable.
Catherine agregó que la gimnasia sigue siendo uno de los grandes pilares de tu vida. Tres veces por semana hace crossfit para desarrollar capacidades y habilidades como la resistencia cardiovascular y respiratoria, la flexibilidad, el equilibrio y la precisión. La nutrición es igualmente importante para ella y por ello se alimenta de acuerdo con su perfil genético: consume pescado blanco, pechuga de pollo orgánico, carne vacuna y huevos para brindar saciedad y acelerar su metabolismo. Sus desayunos son proteicos y debe evitar los frutos secos, el salmón, el atún, la zanahoria, el apio, las harinas refinadas y los dulces. También es habitué de tratamientos estéticos de vanguardia. Dos veces por semana realiza E-shape y Lifskin para atacar la adiposidad localizada, estimular su metabolismo, reducir grasas, activar su drenaje linfático y su circulación. También se somete al sistema Indiba para regenerar el colágeno que le da sostén a la piel de su rostro. Por último, varias veces al mes va al consultorio para realizarse tratamientos de rejuvenecimiento hormonal, Infini, plasma rico en plaquetas, redensity y terapia celular.
Fuente: Fashion TV

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia