El estilo nórdico es originario de Noruega, Suecia y Dinamarca y es considerado uno de los más populares del mundo. También llamado escandinavo, este estilo es sencillo, funcional y cómodo. La idea principal de este tipo de decoración es no llenar el espacio de piezas sin uso. ¿Te gusta la decoración de color blanco, con lineas rectas y funcional? Entonces aprendé los básicos de este estilo y cómo implementarlo en tu casa.
Es una tendencia de moda y aunque la imagen que se tiene de él remite a cierta frialdad, este estilo dista mucho de serlo. Al contrario de lo que se piensa, la decoración nórdica es cálida, blanca, llena de personalidad y de luz (mucha luz). Estas son sus principales señas de identidad:

1. Luz, luz, luz...

Natural o artificial. Lo importante es que abunde la luz. Evitá las cortinas de colores muy fuertes y dejá que los rayos se cuelen en todas las estancias. La luz comunica habitaciones y logra trasladar el exterior dentro de casa. Para la noche, mejor varios puntos de luz: lámparas de techo, de pie, de sobremesa... Se trata de buscar la fusión perfecta. Y, por supuesto, aliate con candelabros y velas. Son la calidez personificada.

2. Decoración limpia y muy práctica

Para lograrlo, optá por muebles ligeros y de líneas rectas. Pero también cómodos y funcionales. La clave está en lograr una decoración práctica. A pesar de que estos muebles pueden parecer demasiado simples, crean una decoración chic.
3. ¡Más madera!
Especialmente, de tonalidades claras, la más usual en los bosques de los países nórdicos. Aunque puede ir en solitario, la tendencia actual propone combinar materiales: madera y metal, mármol y metal, madera y fibras naturales, etc. Con la madera, los tejidos naturales, como lino o algodón, visten complementos, como las cortinas. Mientras que las mantas (¡qué mejor estampa invernal que leer o ver la tele en el sofá tapado con una manta!) son un complemento casi obligatorio durante el invierno.
4. Blanco que te quiero blanco
Una caja (paredes y suelos) blanca, que refuerza la sensación de limpieza visual y multiplica la luz. A su lado, el negro se convierte en otro básico de una casa nórdica. Muchas veces se combina con papel pintado, especialmente en las paredes principales (sofá, cabecero...), para poner un toque de calidez y vida. Aunque lo cierto es que el blanco impoluto va dejando paso a otras pinceladas. "Ahora la tendencia es introducir el color. Por ejemplo, mucho blanco, negro y varios tonos grises, pero con toques de color fluorescentes. Así, algunos decoradores introducen también colores metálicos como dorado, plateado y cobre. La apuesta por el color va a seguir en 2016. Se verán colores más clásicos, como verde y rosa, mezclados con blanco y negro y no solo en complementos para la casa, sino también en las piezas grandes, en muebles.
5. Modulares que cambian con vos
En los países nórdicos, durante el invierno se pasa mucho tiempo dentro de casa. Por eso, además de muebles prácticos y ligeros, se busca que sean capaces de renovar, de cambiar las estancias. Las piezas modulares dan mucho juego ya que permiten colocarse solos o combinados con otros, cambiarse de lugar, crecer... Así, la casa cambia con vos y tu estado de ánimo.
6. Una vela o una planta, infaltables
Son los complementos imprescindibles, el broche de este estilo decorativo. Eso sí, cada uno encuentra su razón de ser en una estación. En invierno, por falta de luz natural, se decoran las casas con candelabros, faroles y vasitos de vela de infinitos colores. En cambio, en verano se usan muchos jarrones y floreros para dar calidez e invitar a la naturaleza a entrar en casa. Si vivís cerca del campo es muy típico decorar con flores silvestres. Mientras que en la ciudad, la opción es decorar con muchas plantas verdes.
7. Los accesorios justos...
Los cuadros y portarretratos son elementos básicos en el estilo nórdico o escandinavo, ya que aportan color a las paredes blancas. Los marcos deben ser preferentemente de tamaño grande, aunque también es común ver varios más pequeños arreglados en collage. En cuanto a arte, vemos tanto piezas modernas como clásicas, así que elegí tu estilo preferido. Tratá de mantener los marcos de color claro si la pieza es oscura.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora