El simple repaso de las leyes que se deben votar antes de que concluya el actual periodo legislativo deja sin aliento a los líderes del oficialismo de ambas cámaras del Congreso. Es que hasta el 30 de noviembre, cuando terminan las sesiones ordinarias, quedan apenas 7 semanas y la lista de iniciativas pendientes es demasiado extensa. Y con un par de cuestiones adicionales: algunas de esas normas son fundamentales para la administración de Mauricio Macri y el oficialismo aún debe abrochar las negociaciones para asegurarse la aprobación de varias, según un informe del diario Clarín.
Los macristas Federico Pinedo, presidente provisional del Senado, y Emilio Monzó. titular de Diputados, confeccionaron cada uno por su lado agendas maratónicas con cronogramas tentativos para el tratamiento de las leyes.
Con un detalle: saben que para llegar a tratar todo el Poder Ejecutivo deberá convocar, en diciembre, a sesiones extraordinarias. Ese mes el Senado trataría al menos la ley de reforma de impuesto a las Ganancias, un proyecto que aún no fue siquiera enviado por el Gobierno a Diputados pero que esa cámara prevé tratar el 30 de noviembre.
Algunas de las iniciativas cruciales que deben tratarse aún en ambas cámaras son la de Presupuesto 2017 y el recorte de los Superpoderes, es decir la facultad del jefe de Gabinete de reasignar partidas presupuestarias.
En Diputados estas dos leyes, más otra sobre Responsabilidad Fiscal que aún no ingresó, está previsto que sean votadas el miércoles 2 de noviembre. En el Senado este paquete sería tratado en el recinto el 30 de noviembre. Principal obstáculo para el optimista fixture oficialista: aún deben cerrarse las negociaciones, en especial con los gobernadores peronistas, quienes exigen más fondos para aprobar el Presupuesto.
El 2 de noviembre en el Senado también tendrá una votación que hoy asoma con final abierto. Ese día los senadores tratarán la Reforma Electoral, que en Diputados se votará el próximo miércoles. El dictamen que impulsa el oficialismo establece que ya el año que viene se vote con boleta electrónica en todo el país.
Otro proyecto vital para la Casa Rosada que deberán tratar ambas cámaras es el de Reforma del Ministerio Público Fiscal, que apunta a apurar el alejamiento de la procuradora Alejandra Gils Carbó. Esta iniciativa se votaría en Diputados el 26 de octubre y, si hay acuerdo, el 9 de noviembre en el Senado.
Hay más. En la sesión del próximo miércoles los senadores darán estado parlamentario a los pliegos de jueces, embajadores y a los de Federico Sturzenegger y otros directivos del Banco Central. Se espera que se les dé acuerdo el 2 de noviembre.
Este miércoles, además. Diputados votará la ley del Arrepentido y en el Senado se le buscará dar dictamen a una serie de iniciativas que interesa al Gobierno: la de Extinción de Dominio, Precursores Químicos y Agente Encubierto.
El esquema tentativo también contempla -según señala Clarín- que antes del 30 de noviembre Diputados apruebe la ley de Fortalecimiento de los Tribunales Orales, la de Unificación de Fueros, el Régimen de Contratación Público-Privado y un régimen de subrogancias.
Y el 16 de noviembre Diputados votará un proyecto de Sergio Massa de fomento al empleo registrado. Se lo tratará directamente sobre tablas. Suena a fruto de alguna negociación con el oficialismo. Todo vale para llegar al 30 de noviembre con todo aprobado, aunque sea con la lengua afuera.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora