"Ella sigue grave todavía y ahora estamos esperando que la revise el médico para que nos diga cómo está y cómo seguiremos". Ayer a la tarde, Patricia Ruiz hablaba pausado, con pesar, sobre su hermana Evangelina, la joven atacada a cuchillazos por su expareja en Pichanal este martes.
La joven de 36 años se salvó de milagro, ya que el brutal ataque de su expareja, Omar Horacio Zárate, fue detenido por la intervención una de las hijas de la pareja y un compañero de trabajo.
Internada en terapia intensiva del hospital San Vicente de Paul, Evangelina está entubada e inconsciente.
Por su estado y por las condiciones de esa área hospitalaria, solo puede ser visitada muy pocas horas en la mañana y en la tarde, y por una o dos personas.
Hoy esperan que un grupo de ocho dadores de sangre hagan su aporte. A raíz de las profundas y graves heridas que sufrió en el intento de femicidio, ella perdió mucha sangre, por eso el pedido solidario que la familia hizo el martes en la tarde.
Evangelina Ruiz VÍCTIMA Ella se puso de novia con Omar Horacio Zárate cuando aún era adolescente. Según personas cercanas a la pareja, hacía varios años que él la agredía.
Violencia de género
"Evangelina se quería separar, pero él no entendía hasta que llegó a hacer esto con mi hermana", explicó ayer Patricia.
En Pichanal, vecinos, amigos y familiares de Evangelina sabían que la relación con su pareja estaba deteriorada y que ella era víctima de la violencia de él.
Durante largos años la joven no se animó a separarse y aunque después de cada crisis y golpiza se alejaba algunos días u horas, regresaba en un intento por recomponer el vínculo.
La pareja tiene tres hijos. El mayor, de 20 años, ya se había independizado de los padres y tiene un hijo. Las dos hijas, adolescentes, vivían con los padres hasta el martes. Tras la brutal agresión contra su mamá y la detención del padre, ellas quedaron bajo los cuidados de la abuela paterna, quien vive en Pichanal.
El martes, Zárate fue detenido horas después de agredir a Evangelina en una cantera de áridos que él explotaba cerca del cementerio de Pichanal. Ayer fue trasladado a una dependencia carcelaria de la ciudad de Orán.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora