El alerta por los siniestros viales con víctimas fatales sigue causando incertidumbre y estupor en la gente y los encargados del tránsito en la provincia. El jueves por la noche falleció José Luis Tapia de 17 años, quien el lunes pasado se accidentó en la ruta provincial 23, kilómetro 6, cuando transitaba rumbo a la localidad de Rosario de Lerma. En ese momento Tapia viajaba en compañía de un amigo, Gastón Ávila, de 15 años, quien falleció en el acto. Ambos viajaban en una motocicleta.
Hacía cuatro días que el joven Tapia se encontraba internado en el hospital San Bernardo tras protagonizar el siniestro vial, hecho ocurrido en el kilómetro 6 de la ruta provincial 23, a la altura de la Finca El Perchel, localidad de Cerrillos. Tras largos días de agonía, el joven perdió la vida a raíz de un paro cardiorrespiratorio por traumatismo de cráneo grave, diagnosticaron desde el hospital.
El lunes pasado, ambos amigos se trasladaban en una moto 150cc, tipo enduro, y por causas que todavía no llegaron a establecerse perdieron el control del rodado y derraparon. Según trascendió, los adolescentes habrían estado drogados en el momento del trágico siniestro vial.
Según estadísticas recogidas desde la Policía de Salta, hasta el momento en lo que va del año en Salta el número de fallecidos en siniestros viales asciende a 195, cifras alarmantes que ya superaron la cantidad del año pasado, el 2014 terminó con un total de 180 muertos.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora