Pasan los días y Marianela Gracionis no aparece. La Policía y la Fiscalía Penal de Profesor Salvador Mazza encontraron varios objetos suyos en los últimos días en las cercanías del paraje Caraparí, pero la investigación no termina de cerrarse sobre un único camino.
En su familia y en el pueblo, la preocupación crece con los días, mientras que los rastrillajes de los caminos internos y zonas cercanas hoy continuarán por octavo día consecutivo.
El lunes 18, a las 23.15, ella llegó junto a su prima Romina Rueda al paraje Caraparí. Venían de Salvador Mazza, a 5 kilómetros de distancia, donde ambas trabajan en un hotel céntrico. En medio de la noche y en medio de una persistente lluvia, se despidieron.
Marianela se alumbró con la linterna del celular. Caminó algunos metros pero nunca llegó a su casa. Su madre denunció su desaparición el martes en la tarde y desde entonces, policías de Salvador Mazza, de Tartagal, bomberos, vecinos y su familia la buscan.
Marianela tiene 21 años, es mamá de un nene de 4 y trabaja en un hotel céntrico de Salvador Mazza. Estaba preparándose y realizando los trámites para ingresar a estudiar en Gendarmería, según contaron sus allegados.
Hallazgo
El fiscal penal de Salvador Mazza, Armando Cazón, confirmó ayer el hallazgo de varios objetos de Marianela que fueron reconocidos por su padre, Marcelo Jorge Gracionis, y un primo de la joven. En el camino que va a la zona conocida como Arenales (frente al camping La Foca) fueron hallados a un costado del camino un recibo de un pago que hizo la joven en el Instituto Balcarce -por un curso sobre farmacia-, un cuaderno y una remera.
A unos seis metros del lugar hallaron sobre la rama de un árbol una bolsa en cuyo interior había una carcaza de celular Samsung Mini S3 y el cargador blanco para ese teléfono.
"Apenas el padre y el primo vieron la carcaza y el cuaderno, los reconocieron como objetos de Marianela; a eso se suma el recibo del instituto, con lo cual tenemos confirmado que ella estuvo o la llevaron por ese lugar", explicó el fiscal.
Una prenda íntima
En la bolsa que colgaba de una rama también había un corpiño que presumiblemente pertenecería a la joven desaparecida hace una semana.
Este objeto al igual que el resto de los encontrados en Arenales fueron enviados al Cuerpo de Investigaciones Fiscales. "En el corpiño hallaron un cabello que si es analizado nos puede dar la pauta si es o no de Marianela", explicó el fiscal.
Dejar o tirar ese objeto también tendría un significado, al igual que la remera.
El pasaje no se usó
El miércoles de la semana pasada, alrededor de las 21.20, Genaro Gracionis -primo de Marianela- recibió un mensaje desde el celular de la joven, en el que le decía que estaba en la ciudad de Salta, en un lugar donde no tenía muy buena señal de celular, con su novio (apenas ella desapareció una versión apuntó a un joven de Aguaray) y le pedía un pasaje de ómnibus para regresar desde la capital a Caraparí. Cuando el primo le pidió hablar con ella, no hubo respuesta y el celular parecía apagado cuando se intentaba la comunicación.
El mensaje abrió muchos interrogantes. El primero es ¿por qué se fue sin avisar a nadie? Además, la familia no sabía que ella estaba de novia y ¿con qué propósito había viajado hasta la ciudad de Salta?
En el extraño mensaje, ella prometía regresar el sábado último junto a su pareja para explicar todo lo sucedido.
Durante la semana, su familia compró el pasaje Salta-
Caraparí para el sábado, tal como ella había solicitado. Sin embargo, el ticket nunca se utilizó confirmaron desde la empresa de transporte de larga distancia que lo emitió.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora