"El seguro de vida obligatorio está contemplado en el decreto 1.567/74 -que se encuentra reglamentado en la resolución 35.333/10 de la Superintendencia de Seguros de la Nación dependiente del Ministerio de Economía de la Nación-, por lo que es un absurdo que la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT) tenga que contestar algo que ya está en la ley", le contestó en forma resumida el organismo provincial al Sindicato de Peones de Taxis (Sipetax) de Salta que había planteado ante la Justicia los alcances del seguro de vida obligatorio que deben tener los choferes.
El abogado del gremio, Ricardo Díaz Guzmán, expresó: "Esto no es así, ellos un poco más nos dicen que somos unos tontos. El seguro de vida obligatorio que establece el decreto 1.567/74 está referido a los trabajadores que están en relación de dependencia y no a los taxistas y remiseros debido a que la gran mayoría está en negro".
Agregó que "en 2007, la AMT hizo la reglamentación que incluye el seguro de vida, entre otros seguros, apuntando a los peones de taxis para cubrir justamente estas falencias; pero, este seguro de vida obligatorio no es el del decreto del 74".
Sigue sin aclararse
El Sindicato de Peones de Taxis entiende que, en caso de muerte de un trabajador, la familia debe ser la beneficiaria y no el mismo propietario del vehículo, como plantea el contrato de la aseguradora elegida por la AMT, que funciona en la avenida Bicentenario de la Batalla de Salta.
"Pedimos a la AMT que aclare quién es el beneficiario. Ellos nos remiten al decreto que dice que el asegurado es el trabajador y este puede poner de beneficiario a cualquiera pero eso es un decreto y no me puede remitir a un decreto porque no tiene nada que ver. El seguro de vida obligatorio de la AMT es una cosa distinta", insistió Isaac Sánchez, miembro de Sipetax.
Para el dirigente sigue sin aclararse los alcances del seguro de vida. "Ellos dicen que ya cumplieron pero, en realidad, no cumplieron y nosotros vamos a seguir", concluyó.
Días atrás, Gustavo López, director de la AMT, le dijo a El Tribuno que no existe ningún convenio con la aseguradora y que es la compañía la que establecía las cláusulas.

Amparo a favor de choferes
Tras agotar la instancia administrativa, el Sindicato de Peones de Taxis de Salta interpuso un amparo por mora contra la AMT en octubre pasado que se definió a su favor el 15 de diciembre de 2015.
A raíz del planteo por el seguro obligatorio de vida, salió a la luz otro problema: el 98% de los choferes de taxis trabaja en negro. Eso, según el Sindicato de Peones de Taxis, dificulta la cobertura debido a que los conductores, en realidad, no figuran en la documentación obligatoria presentada por el o la propietaria. "Primero nos tienen que blanquear para recién poder cobrar y no hay choferes blanqueados", señaló Isaac Sánchez, de la comisión directiva del gremio.
Lo que dice la norma
Para lograr la habilitación como taxi o remise, el artículo 17 inciso G del Reglamento del Servicio Impropio establece que deberá poseer seguro vigente de responsabilidad civil por personas transportadas, terceros no transportados, por accidentes personales y seguro obligatorio de vida en caso de tener conductor afectado al servicio. De acuerdo al contrato de una compañía aseguradora, el beneficiario del chofer es el dueño del vehículo. Esto desató la polémica en el sector.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora