Fuerzas de seguridad nacionales y provinciales continuaban ayer, al cierre de esta edición, la búsqueda de los prófugos Christian Lanatta y Víctor Schillaci, condenados a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez, en una jornada agitada en la que se escucharon disparos y hubo temor en los vecinos de la localidad santafesina de Helvecia.
Agentes de varias fuerzas de seguridad, entre las que se encontraban efectivos de grupos especiales, ingresaron fuertemente armados a varias propiedades, entre ellos un complejo turístico llamado Cabañas Hotel Helvecia, una guardería náutica, un aserradero y distintas viviendas en búsqueda de los prófugos, ante la sorpresa de los habitantes del pueblo.
En una escena con tintes disparatados, se pudo ver por televisión, con cobertura en vivo y en directo, cómo la gente seguía peligrosamente desde la vereda los movimientos de los efectivos, que en todo momento estaban con las armas listas para disparar.
El operativo de búsqueda fue apoyado además desde el aire por un helicóptero de la Policía Federal.
En la búsqueda de los dos prófugos -responsables de los asesinatos de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, ocurridos en agosto de 2008-, participan también las policías de Santa Fe y Chaco, así como la Federal, la de Seguridad Aeroportuaria (PSA), Gendarmería Nacional y la Prefectura Naval.
El operativo incluye rastrillajes terrestres y la participación de helicópteros, así como la búsqueda en ríos. Sobre la caída de la noche se los seguía buscando en el otro lado de la ruta provincial 1, hacia el río San Javier, afluente del Paraná. A media tarde, Prefectura desplegó varias embarcaciones para continuar la búsqueda.
Las autoridades del operativo coinciden en señalar que los prófugos estarían ingresando en una etapa crítica, al cansancio por la huida se suman las elevadas temperaturas en esa zona, la falta de agua potable y el cansancio lógico de llevar consigo armas y municiones y chalecos antibalas.
Una fuga de película
Hace tres semanas los hermanos Lanatta y Schillaci se fugaron de la cárcel de máxima de seguridad de la ciudad bonaerense de General Alvear, donde se encontraban presos en el área de sanidad del penal.
Los tres se fugaron luego de que Martín Lanatta realizara por televisión, días antes de las elecciones para gobernador de la Provincia de Buenos Aires, una denuncia que involucraba al exjefe de Gabinete Aníbal Fernández -postulante a ese cargo- con el triple homicidio de 2008.
El viernes pasado, cuando aún no había sido detenido Martín Lanatta, tres delincuentes ingresaron a una finca del pueblo de Recreo en la provincia de Santa Fe, presuntamente para robar, y abrieron fugo dejando un saldo de un muerto y dos heridos.
El día anterior, dos gendarmes resultaron heridos, uno de ellos de gravedad, al enfrentarse a tiros en horas de la mañana con los prófugos en una zona rural cercana a la localidad santafesina de San Carlos Sur.
En tanto, el jueves 31 de diciembre los tres delincuentes se enfrentaron con la Policía e hirieron a dos efectivos en la localidad bonaerense de Ranchos, a unos 80 kilómetros de La Plata.
El incidente se produjo alrededor de las 3.30, cuando personal de la policía realizaba un control vehicular e interceptaron una camioneta Ford Ranger, cuyos ocupantes atacaron a los uniformados.

Un pueblo en estado de alerta
Testigos afirman haber visto a los prófugos en la localidad de Helvecia. Los vecinos de Helvecia, donde ayer se buscaba a Víctor Schillaci y Cristian Lanatta, dicen haber reconocido a los prófugos en las calles del pueblo.
Diferentes versiones circulaban ayer entre los habitantes de este pequeño pueblo santafesino, revolucionado por la posible presencia de los dos delincuentes más buscados de la Argentina.
"Dos personas le pidieron a una turista alojada en una cabaña que les abriera la puerta. Uno tenía puesta una camiseta de Boca y el otro iba vestido de negro. Ahí fue cuando llamaron a la Policía", contó un vecino de la localidad de Helvecia, en el departamento Garay, ubicado a 94 kilómetros al norte de la capital provincial y a unos 15 kilómetros del lugar donde ayer recapturaron a Martín Lanatta.
Otra vecina contó ante las cámaras de televisión que su hija, una adolescente de 16 años, vio a los prófugos en un auto y que la saludaron.
"Yo estaba en las Cabañas Helvecia donde además hay mucha gente hospedada. Hay testigos que dicen haberlos visto queriendo entrar al hospital, armados. Como no pudieron, empezaron a correr, entraron a las cabañas y luego cruzaron hacia la casa de enfrente, donde hay un aserradero", graficó otro vecino.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora