En la ciudad de San José de Metán, vecinos de la calle Jujuy Este, un sector en el que hay un intenso tránsito, principalmente de camionetas de productores y de maquinarias agrícolas, continúan arrojando aceite quemado para tratar de atenuar el polvo y la tierra que se levantan en ese lugar.
En la zona hay antecedentes del año 2013 cuando un comerciante del sector, cansado de soportar la situación, decidió aplicar el líquido.
Muchos vecinos del barrio Municipal apoyan la insólita iniciativa, aunque otros consideran que es contaminante para el medio ambiente.
Los residentes desde hace tiempo piden la pavimentación de la calle. Dijeron que están cansados de lidiar con la tierra que se levanta por el fluido tránsito de camiones, camionetas y máquinas industriales que van por ese sector a una importante zona productiva. Debido a eso dijeron que no pueden abrir puertas ni ventanas.
La colocación del líquido, de un intenso color negro, se volvió a realizar recientemente en una cuadra de la calle Jujuy, desde José Hernández hasta España.
Se hicieron aplicaciones parciales y todavía no se llegó a cubrir en su totalidad la arteria.
Los vecinos del sector dijeron que el camión regador de la Municipalidad no pasa con frecuencia y que el efecto del agua dura poco tiempo debido al intenso tránsito.
La calle es de ripio y tierra y algunos vecinos aseguran que con el increíble método no se levanta tanta tierra ante el paso de los vehículos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora