Mientras el reelecto intendente Osvaldo Darío García no mantuvo contacto ni con los empleados ni con la prensa, los reclamos de unos 80 empleados ya cumplieron 28 días.
Entre hoy y mañana esperan cobrar las dos cuotas del medio aguinaldo (junio y diciembre) y siguen esperando por los sueldos de junio, julio y agosto, además de las dos primeras cuotas de $975 de ayuda que dio el Gobierno provincial, que aparentemente solo cobraron algunos.
La gente hizo ayer una olla popular en la puerta de la Municipalidad, por lo que la policía reforzó la seguridad en torno al edificio. Según los dirigentes gremiales, la policía cerró la calle principal del pueblo para evitar que los manifestantes corten la ruta, como lo vienen haciendo desde hace varios días.
Por su parte, desde la Policía se informó que se refuerza la seguridad en la zona como parte del operativo de verano, pero negó que la medida sea para evitar los movimientos de los municipales, que siguen de paro. Hasta anoche el tránsito era normal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia