Vulnerables y muchas veces en soledad, los jubilados no solo tienen que soportar largas colas para cobrar su jubilación, ahora también deben cuidarse de los estafadores. Hace poco más de dos semanas vecinos de distintos barrios fueron estafados por un hombre que se identifica como Gustavo García, según una vecina del barrio Democracia.
De manera particular, el sujeto que estafa a los jubilados se traslada en una bicicleta, según la vecina, tiene unos 40 años y es de estatura media tirando a bajo, "medirá 1,60 metros aproximado y es morocho", expresó la mujer y agregó que "se peina para atrás". Según las señoras que fueron víctimas, el hombre se presenta en su domicilio y amablemente saca una credencial donde figura su falsa identidad.
Como empleado de la Anses o incluso algún banco, les informa sobre una supuesta mala liquidación respecto a los pagos que reciben los jubilados, en ese sentido, por eso hacen el trámite personalmente. Mientras relatan el cuento, se aseguran que los damnificados ingresen en un universo de preocupación y duda importante, acto seguido solicitan el pago en ese momento de al menos 1.000 pesos. "En ese momento, le piden a los viejitos que al día siguiente o en los próximos días se dirijan al Anses o a determinado banco para cobrar el resto de la liquidación de su jubilación. Y hasta piden disculpas", señaló María, una vecina damnificadas residente en barrio Democracia.
Los distintos casos de estafa contra jubilados fueron denunciados y se produjeron en los barrios Solidaridad, Democracia, San Ignacio, Villa El Sol y también en Tres Cerritos. Pese a las denuncias, desde los organismos encargados de controlar y velar por la seguridad de la población no demoraron a nadie, no tienen registro de ningún sospechoso en ese sentido. Mientras, los ancianos siguen siendo blanco perfecto

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora