El periodista Oscar Gutiérrez, a cargo de la oficina de Prensa del municipio de Salvador Mazza, formalizó una denuncia penal contra el delegado de San Martín de ATE, Fermín Hoyos, a quien acusó de haberlo amenazado de muerte por las declaraciones periodísticas del funcionario municipal, realizadas semanas atrás en El Tribuno.
Gutiérrez contó: "Caminaba tranquilamente por la calle cuando me crucé con Hoyos. Desde su vehículo comenzó a insultarme y me dijo que me iba a matar, que yo no era quién para hablar de él ni de sus manejos económicos en ATE".
"No solo me insultó sino que hasta me quiso agredir físicamente, por lo que en forma inmediata me dirigí hacia la comisaría 40, donde dejé formalizada la denuncia por amenazas", agregó.
Gutiérrez dijo además que "ante el cariz que tomó la discusión, se acercó personal de la Dirección de Tránsito municipal porque, prepotente como es, Hoyos estaba interrumpiendo la circulación, ya que no se bajó de su vehículo".
"Fue evidente que le dolió que en declaraciones que hice en El Tribuno yo me refiriera a los manejos que hace de los recursos que son de los afiliados. Pero tiene que saber que en algún momento tendrá que dar más explicaciones, tanto a la comunidad como a los que aportan la cuota sindical", repitió el periodista recordando sus afirmaciones anteriores. "¿De dónde salió todo ese poderío económico que ostenta? Hay que preguntarse cuántos trabajadores pueden andar en vehículos de alta gama y comprarse departamentos como Hoyos, un gremialista violento que tiene muchas explicaciones para dar", afirmó.
La denuncia policial de Gutiérrez es una consecuencia más de la situación que desde hace semanas se vive en la localidad de Salvador Mazza por el enfrentamiento entre el sindicalista y el intendente de la localidad fronteriza, Rubén Méndez.
La decisión del jefe comunal de no renovar los contratos de trabajo de 83 obreros y pasarlos a condición de planilleros, provocó un paro de actividades, una olla popular, movilizaciones y la intervención del Ministerio de Trabajo de la Provincia.
El conflicto mantuvo también enfrentados a los delegados departamental y local de ATE, Fermín Hoyos y Rubén Moreno, ya que este último no brindó apoyo explícito a la medida de fuerza.
El dirigente gremial señalado en la denuncia de Gutiérrez no solo negó una amenaza de muerte sino que dijo desconocer lo que planteó el funcionario: "Lo único que yo le dije al llegar al semáforo en una esquina, donde lo encontré, fue que me dijera a mí dónde tengo el montón de propiedades como dijo en declaraciones que realizó a El Tribuno".

"Yo no manejo esas cifras"

"Le exigí que me diga de dónde saca que yo manejo 4 millones de pesos por mes de mis afiliados y con qué argumentos especula que mi única preocupación es manejar la caja y no defender a los trabajadores", agregó.
Y remarcó: "De ninguna manera lo amenacé de muerte. Soy una persona acostumbrada a las denuncias, pese a que siempre opté por el diálogo en mi tarea como dirigente gremial y solamente cuando se agotan todas las instancias acompaño a los trabajadores en una medida de fuerza. Pero eso nada tiene que ver con la violencia. Acá hay que ser guapos en serio, sosteniendo lo que se declara en un medio, sobre todo si se hacen acusaciones que son infundadas".
Hoyos agregó que "este funcionario amenazó con hacer pública una investigación que hizo sobre el manejo interno de los recursos de ATE, pero eso no me genera ninguna preocupación. Al contrario, me gustaría que toda la comunidad conozca de qué manera trabajamos y que se den a conocer los beneficios que conseguimos para nuestros afiliados. Somos la tercera seccional más fuerte del país y nunca puse nada a mi nombre, porque en 20 años de representante gremial lo único que hice fue trabajar por los afiliados", aseveró.





¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora