El hospital Joaquín Castellanos, de General Güemes, sigue siendo escenario de fuegos cruzados entre el gerente general, Jorge Barni, y un grupo de médicos encabezado por Horacio Mdalel.
Barni es cuestionado por un reducido sector de la planta de médicos, que solicitan desde hace tiempo su renuncia por irregularidades.
Sobre los motivos que originaron esta férrea resistencia a su permanencia en el cargo, Barni dijo que se trata de un grupo que no quiere trabajar y les molesta que se los controle.
"Llegué a este hospital en su peor momento, cuando se realizaban marchas contra la mala atención de los médicos. Había varias denuncias por mala praxis y por falta de profesionales en las guardias. Mi misión era normalizar el funcionamiento del nosocomio, es decir, romper con un enquistado sistema en beneficio de pocos y en contra del hospital y de la comunidad en general", dijo a El Tribuno Jorge Barni.
Las críticas
Un grupo de médicos acusa a Barni de maltrato laboral. "Hicimos una nota al gobernador Urtubey para pedir su renuncia. En los últimos seis meses renunciaron los jefes de las 14 jefaturas del nosocomio y ningún médico asumió en reemplazo como repudio a Barni. No hay médicos responsables en el área operativa", dijo Horacio Mdalel, quien trabaja hace 19 años en el nosocomio y además preside AsproGüemes, la asociación de profesionales de General Güemes.
Mdalel también denunció la existencia de guardias "coimas", que se asignan por amiguismo. "Presenté una denuncia penal por incumplimiento de los deberes de funcionario público en octubre pasado ante la Fiscalía Penal", finalizó.
La respuesta
Sobre estas denuncias, Barni aseguró: "Según las estadísticas de 2014, porque la de este año está aún en proceso, el doctor Mdalel solo realizó seis operaciones en todo el año y, si la comparamos con las de otros médicos cirujanos, como Ricardo de la Vega, que realizó 95 operaciones o la del doctor Jorge Ibarguren, con 103, evaluamos que Mdalel no llega al 10%. En cuanto a atenciones médicas, él tiene un 60% menos que los otros médicos", afirmó el gerente.
Para Barni, en los números están las mejores pruebas de su trabajo. "Cuando llegué, en el hospital San Bernardo tenían registradas 670 derivaciones desde el hospital de Güemes, el 35% de los casos para neurocirugías porque aquí faltaba instrumental para ese tipo de operaciones. Pero las otras eran cirugías generales que no debían haber sido derivadas. Como era más fácil, igual se lo hacía. En 2014 se derivaron 495 cirugías y en 2015 las bajamos a 362, es decir, se está trabajando más en nuestro hospital".
En cuanto a las mejoras hospitalarias, Barni señaló que se construyeron dos baños en la guardia y un quirófano; se refaccionaron baños públicos en los consultorios externos; se creó un espacio propio para servicios sociales y se realizó la compra de un autoanalizador que benefició a los centros de salud. También se adquirió un mamógrafo, se remodeló y equipó el laboratorio de Bacteriología, se ampliaron los horarios de atención en los centros periféricos y se habilitó un consultorio para la atención de las parejas con problemas de fertilidad".
Además, entre los principales proyectos de la gestión de Barni se destaca la derivación cero. "Quiero lograr que las derivaciones lleguen a cero y para ello debemos contar con un tomógrafo computarizado, ecodoppler y aparatos para endoscopías digestivas", dijo.
Y agregó que se está construyendo una playa de estacionamiento para reorganizar el tránsito vehicular y que los coches particulares no ingresen. "Ello permitirá un mayor control sobre quienes ingresan al nosocomio. Hay mucho por hacer y los ingresos del PAMI son un recurso invaluable que lo harán posible", finalizó.

Una donación privada
Recientemente el hospital Corbalán recibió una importante donación de mobiliario de parte del propietario del hotel Alto en el Camino.
"Entre el sector público y el privado debe haber una amplia colaboración. El hospital debe ser una institución con las prioridades puestas en todos los que desarrollamos nuestras actividades en la ciudad y en las zonas aledañas", declaró José Balut, propietario del hotel.
El objetivo de esta acción es mejorar las condiciones en las que los profesionales prestan servicios en el nosocomio .

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


mario daniel segura suarez
mario daniel segura suarez · Hace 11 meses

vagos sinvergüenzas por fin el hospital funciona mas o menos como la gente. están acostumbrados a no hacer nada y a tratar mal a la gente. por fin alguien q hace algo por el hospital y lo quieren voltear. caraduras

oscar alan
oscar alan · Hace 11 meses

Cuando el rio suena agua trae, inspeccion,inventario y se vera quien dice la verdad.


Se está leyendo ahora