Mientras en el matadero siguen trabajando para hacer mejoras en sus instalaciones, tal como lo solicitó la empresa Aguas del Norte, siguen los derrames cloacales en la calle Río Piedras, de la ciudad de San José de Metán.
La empresa prestataria había culpado al frigorífico privado por hacer colapsar el sistema, debido a que arrojaba desechos de animales y sangre.
Aguas del Norte notificó en varias oportunidades al matadero sobre esta situación, le hizo conocer las exigencias correspondientes para que funcionara y procedió días pasados a clausurar la red cloacal en forma preventiva.
Como consecuencia de esta medida, el establecimiento continuaba ayer sin poder realizar la faena de vacunos y cerdos, situación que está provocando un grave perjuicio para los productores de la zona y las carnicerías de la ciudad y los alrededores.
En medio de la polémica, el martes por la tarde colapsaron las cloacas nuevamente sobre la calle Río Piedras, en inmediaciones del matadero.
Los inconvenientes siguieron regsitrándose ayer en el mismo sector durante toda la jornada. Allí continuaba trabajando personal de la empresa Aguas del Norte.
Los problemas
El matadero está actualmente sin funcionar, lo que deja a las claras que la problemática corresponde a Aguas del Norte y del Gobierno de la Provincia, debido a que no se realizaron las inversiones correspondientes.
El matadero privado que funciona en la zona este de San José de Metán ya está realizando obras para evitar nuevos derrames cloacales en la zona e inconvenientes a los vecinos.
La Municipalidad multó al frigorífico en varias oportunidades y Aguas del Norte clausuró, el lunes pasado, el ducto de desages de sus instalaciones, para evitar que se sigan arrojando restos de animales y sangre en el sistema.
"Vamos a habilitar otras dos cámaras sépticas que se sumarán a las otras dos que ya estaban en funcionamiento. De esta manera las instalaciones van a contar con cuatro filtrados que están siendo enrejados para evitar el paso de los sólidos", dijo el veterinario del matadero, Facundo Suárez Figueroa.
Hace unas semanas, otro derrame de aguas servidas con restos de animales y mucha sangre tuvieron que soportar los vecinos de un sector del barrio Matadero.
El líquido fluyó en la intersección de las calles Río Piedras y Lerma, donde hay una boca de registro de Aguas del Norte en la vereda de uno de los vecinos más afectados.
"Esto es realmente insoportable. El agua de las cloacas ingresa al patio de mi casa y arrastra carne y tripas de animales como vacas y cerdos que faenan en el matadero que se encuentra cerca. Este problema viene desde hace mucho tiempo. Se hicieron reclamos pero no hay soluciones", dijo don Santos Manuel Jurado.
Por su parte, Aguas del Norte, culpó al matadero por los inconvenientes.
"El problema es que arrojan restos de animales con sangre en el sistema. Ya los hemos notificado en varias oportunidades", dijo Sergio Alemán, quien es jefe en Metán de la empresa prestataria.
Sobre la problemática, la Municipalidad de San José de Metán, a través de su dirección de Inspección y Control General informó a la comunidad, especialmente a los vecinos del barrio Matadero, que el establecimiento fue multado en varias oportunidades.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora