Los vecinos de Cafayate saben del privilegio de vivir entre esas montañas que el mundo entero ama. Ellos reconocen la necesidad de preservar el ambiente natural que los sustenta. Por eso apenas los convocaron a adherirse a la campaña "Eco-jueves", pusieron sus residuos reciclables en la puerta, en un gesto que habla de su nobleza. Desde el Consorcio de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos expresaron su agradecimiento con los vecinos de Cafayate, con los comercios y bodegas, que están haciendo de la campaña de recolección que continuará todos los jueves, un verdadero éxito.
Los jueves colectarán siempre los reciclables tales como cartones, metales, tetra brik, vidrios y todo tipo de envases. Con esta iniciativa los residuos dejan de ser basura y se convierten en materia prima para reciclar. Su separación, compactación y enfardado están a cargo de una cooperativa que se creó en 2013 con diez jóvenes desocupados de Cafayate, San Carlos y Animaná, los tres municipios que conforman el consorcio de gestión de residuos de los Valles Calchaquíes.
Santiago Haro Galli, jefe operativo del consorcio, explicó: "En lo que llamamos "ecoplanta'' trabaja una cooperativa formada 3 operarios de San Carlos, 3 de Animaná y 4 de Cafayate, exdesocupados que dependen de que los residuos lleguen a la planta para lograr sus ingresos para vivir. Por eso estamos tan agradecidos de que los vecinos se hayan sumado a la iniciativa que es beneficiosa para todos".
Cuando los residuos llegan a la "ecoplanta", los obreros de la cooperativa los separan, los enfardan con las maquinarias que adquirió el consorcio y los mandan al centro de reciclaje de Salta capital donde se venden los fardos. Haro Galli, agradeció "los materiales reciclables que donó la bodega El Porvenir porque es fundamental que se adhieran las bodegas a esta noble causa".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora