Ayer, un grupo de ciudadanos se manifestó en Tierra y Hábitat, ya que según comentaron a El Tribuno temen ser desalojados el próximo fin de semana. Ángela Ruiz, quien tiene un terreno en el predio de Parque La Vega, narró que "se rumorea que nos van a sacar en los próximos días, tanto a nosotros como a otros que no tienen regularizada su situación".
Ruiz agregó: "Así no se puede, porque es todo incertidumbre. Acá todos tenemos los papeles en regla, la culpa es de las administraciones desorganizadas, pero no de nosotros". Lo dijo en referencia a los terrenos que fueron varias veces adjudicados.
Ángela Ruiz tiene su parcela asignada definitivamente y está viviendo allí. Benita Velázquez, en cambio, fue asignada en 2013 y no figura en las listas de las nuevas distribuciones.
Según el documento oficial de abril de 2013, firmado por Diego Barreto, en el viejo ordenamiento de esos terrenos a ella le correspondía una porción en la manzana 6, el lote 10. Pero según la nueva distribución que se conoció en estos días ese lugar está destinado a un espacio verde.
La misma situación padece Carina Vera, porque a su esposo, David Marcelo Chocobar, le es negada una parcela que anteriormente le fuera otorgada con una "constancia de asignación" oficial.
Esta pareja tiene papeles firmados por quien fuera titular del área por aquel entonces. Desde Tierra y Hábitat primero les dijeron que sus documentos eran legítimos pero luego se rectificaron y les habrían señalado que en realidad serían apócrifos.
El caso de Graciela Poclava es aún más crítico. Actualmente está disputando el terreno que le había sido asignado con otra signataria del mismo lote. Denuncia haber sido atacada físicamente por la mujer, que también reclama la titularidad del lote 9 en la manzana 18. "La titular que acomodaron ahora no es la señora, sino su nieta, que trabaja como policía", declaró Graciela Poclava.
Como el terreno fue cedido en más de una ocasión, tanto Poclava como la otra mujer -que según la denunciante es la abuela de la asignada- tienen documentos que certifican su legítimo derecho a ocupar la parcela.
Poclava asegura que en Tierra y Hábitat dilatan la situación y esquivan deliberadamente darle una solución concreta. "Mi adjudicación es de 2013, la de Montenegro se la inventaron hace unos meses nada más. Esto no es justo, voy a pelear por mis hijos", finalizó la mujer.


¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia