El lunes apareció un cadáver en un lote perteneciente al ingenio San Isidro, a kilómetros de General Gemes. Tras más de 48 horas no se pudo determinar su identidad. El cuerpo, que habría estado hacía varios días en el lugar, yacía recostado boca abajo sobre las aguas de una acequia de riego de caña de azúcar. La incertidumbre por saber de quién se trata crece en la población de la zona, además investigan las causas de la muerte.
"Estamos trabajando para identificar a la persona pero al no contar con datos se hace muy difícil. Nuestra investigación apunta a rever todas las denuncias de personas desaparecidas, hasta el momento tenemos tres casos y soy pesimista de que se trate de algunos de ellos", declaró el comisario Diego Bustos.
El cuerpo se tornó irreconocible dado la gran cantidad de agua y barro; la piel estaba oscurecida y muy arrugada, lo que impide saber a ciencia cierta la edad o tener una aproximación del día del deceso, entre otros datos importantes. El Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) sigue analizando e investigando.
"Era muy fumador"
"El CIF llevó larvas para estimar la fecha de fallecimiento, también la edad en base a estudios de huesos, podría tratarse de un indigente o alguien sin familia. Solo se pudo saber que era muy fumador, por el estado de sus pulmones, no presentaba signos de violencia y se podría descartar un asesinato, pero es prematuro para afirmarlo", finalizó Bustos en sus declaraciones .

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Juan Perez
Juan Perez · Hace 7 meses

papa, el CIF, nunca le pega a nada, despues lo quieren poner como eminencia para el caso Nisman, Argentina pais mas que generoso


Se está leyendo ahora