El proyecto de ley de presupuesto 2017 quedó en puntos suspensivos. ¿La razón? El oficialismo y el PJ no kirchnerista no lograron anoche ponerse de acuerdo en el monto de los ATN (Aportes del Tesoro Nacional) a distribuir entre las provincias. Es una puja por casi 12 mil millones de pesos entre el gobierno nacional y los gobernadores que, si no logra saldarse en las próximas horas, podría generar fuertes dolores de cabeza al Gobierno.
"Nosotros hemos tenido una actitud prudente y dialoguista, y lo que mínimamente pretendemos es que se considere nuestra postura. De un presupuesto de 2,3 billones de pesos, sólo queremos que unos 11 mil millones de pesos, que es el 2% de lo que se recauda por el impuesto a las Ganancias y van al Fondo de ATN, se distribuya entre las provincias y los municipios. Pero el Gobierno no nos da una respuesta", reprochó el diputado Diego Bossio, del Bloque Justicialista.
En defensa de los gobernadores se alzan los bloques del Frente Renovador, de Sergio Massa, y el Bloque Justicialista, en la voz de Bossio. Anoche, tarde, los negociadores -Luciano Laspina y Luis Pastori, por Cambiemos, y Bossio junto a Marco Lavagna, del peronismo no kirchnerista- resolvieron suspender la reunión de comisión prevista para hoy para emitir dictamen sobre el presupuesto. Todo se postergó para el martes de la semana próxima, un día antes de la sesión maratónica prevista para el miércoles posterior, donde se tiene previsto tratar el proyecto.
Otro punto en discordia es la iniciativa para acotar el uso de los superpoderes presupuestarios, que le permite reasignar partidas sin previa autorización del Congreso. "El Gobierno pretende limitar el uso al 10% del total del gasto en 2017. Es un techo muy alto: nosotros insistimos en que sea del 5% ", sentenciaron Bossio y Lavagna.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora