La delegación central del IPS, de Belgrano y Mitre, permanece con sus instalaciones aún inundadas tras las fuertes lluvias que azotaron la Capital salteña.
Aún no fueron cualificados los daños, pero informaron que no se brinda atención a los afiliados hasta tanto se normalice la situación.
Mónica Tejerina, quien desde las primeras horas de hoy espera ser atendida contó a El Tribuno: "Estamos todos afuera, esperando que se normalice la situación. Por ahora con paciencia, pero el tema es que estamos por problemas de salud que necesitamos solucionar".
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia