Abdelhamid Abaaoud es uno de los terroristas que habría muerto hoy en la redada de la policía francesa. El diario estadounidense The Washington Post había confirmado la información tras citar a dos fuentes de inteligencia francesa. En ese sentido, la cadena francesa de radio RTL también difundió la muerte del terrorista, cabecilla de los atentados de París, y le adjudica la verificación de los datos a Claude Moniquet, ex miembro del DGSE (Dirección General de Seguridad Exterior de Francia).
Sin embargo, horas más tarde, el diario estadounidense publicó en su portada web que el Gobierno francés aún no estaba seguro de que en la redada muriera Abaaoud.
En el operativo murió una mujer kamikaze y otras siete personas fueron detenidas. El operativo se desarrolló en Saint Denis, un suburbio de París.
El belga marroquí Abdelhamid Abaaoud, de 28 años, fue señalado por las autoridades como el cerebro detrás de los atentados terroristas en París, en los cuales 132 personas perdieron la vida en siete diferentes puntos de la capital de Francia. El yihadista residió en la comuna bruselense de Molenbeek hasta enero. Desde entonces se encontraba desaparecido.
El extremista, que se hacía llamar Abu Omar Susi (en alusión a la región marroquí de donde es originaria su familia) o Abu Omar al Baljiki (el belga), se había convertido en un miembro muy activo del Estado Islámico en Siria.
Apareció en las primeras planas de los diarios belgas a principios de 2014, luego de haber llevado a Siria a su hermano Younes, de 13 años. En febrero, alardeaba de haber entrado y salido de Europa para preparar atentados en Bélgica, frustrados por la policía.
Gracias a comunicaciones telefónicas, a la "vigilancia" y a "testimonios", la policía pensó que "podía hallarse en el departamento" de Saint Denis, al norte de París, explicó el fiscal de París François Molins.
Unos 110 policías de élite, de los que seis resultaron heridos, lanzaron el asalto de madrugada en pleno centro de esta localidad. "Parecía que estábamos en guerra", contó Hayat, de 26 años.
La operación antiterrorista se llevó a cabo a menos de un kilómetro del Estadio de Francia, uno de los blancos de los ataques reivindicados por el Estado Islámico.
La investigación
En cinco días de investigación, los policías lograron remontar la pista y establecer la secuencia de los ataques, "actos de guerra planeados en Siria, organizados en Bélgica y cometidos en Francia" con cómplices franceses, según el presidente François Hollande.
Nueve hombres participaron en los atentados: tres kamikazes en las inmediaciones el Estadio de Francia en Saint Denis, otros tres en la sala de conciertos El Bataclan y tres que dispararon de forma indiscriminada contra bares y restaurantes.
De los siete kamikazes, cuatro han sido identificados, todos ellos franceses, de los cuales al menos tres combatieron en Siria. Uno de los otros tres es un hombre que llevaba un pasaporte sirio de autenticidad dudosa con el que entró por Grecia recientemente.
La policía busca también a Salah Abdeslam, de 26 años, sospechoso de ser uno de los atacantes que ametrallaron el viernes varias terrazas de cafeterías y restaurantes junto con su hermano Brahim, quien se hizo estallar en la calle.
Basándose en un video, los investigadores creen que los dos hermanos Abdeslam iban en un auto Seat León negro con otra persona, que podría estar en fuga, a menos que se trate de uno de los dos presuntos cómplices arrestados en Bruselas e inculpados por "atentado terrorista".
FUENTE: INFOBAE

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora