La Corte Suprema de Justicia declaró ayer la inconstitucionalidad de la nueva ley de subrogancias, a través de la cual el Consejo de la Magistratura podía designar magistrados con una mayoría simple ante una eventual vacante. Con esta medida del máximo tribunal, quedaron sin efecto todas las designaciones de jueces subrogantes que realizó el Consejo de la Magistratura desde que entró en vigencia la norma. Entre las medidas invalidadas está la resolución 331/14 del Consejo y el decreto 1264/15 del Poder Ejecutivo Nacional que nombraron a Laureano Durán como juez subrogante a cargo del Juzgado Federal 1 de La Plata, con competencia electoral en la provincia, el principal distrito electoral del país.
El Tribunal se pronunció de esta forma luego de que la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, avalara el martes la designación de Durán como subrogante en ese juzgado clave para evitar una paralización de los tribunales.
Más allá de que la Corte ya decretó inválida la designación de Durán y del resto de los subrogantes nombrados bajo esta nueva ley, otorga ahora un plazo de transición tres meses "para asegurar el principio inalterable de seguridad jurídica" y para que el Congreso "pueda dictar respecto de las subrogancias y suplencias de jueces una legislación acorde con la Constitución".
La ley 27.14, la nueva ley de subrogancias, había sido promovida por el Gobierno nacional este año y hubo al menos tres fallos que declararon inconstitucional varios de sus artículos, entre ellos el que otorga la facultad al Consejo de la Magistratura de nombrar subrogantes con mayoría simple de una lista de abogados que cumplen el rol de conjueces, muchos de los cuales con afinidad con la Casa Rosada. Tal es el caso de los jueces Roberto Boico y Norberto Frontini, designados en la Cámara Federal de Casación Penal y que tienen en sus manos la definición de causas por corrupción.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora