Las rutas nacionales del Gran Rosario y de Santa Fe estaban siendo objeto de control, esta noche, por la Gendarmería Nacional y personal de la policía provincial, en el marco del megaoperativo montado para tratar de ubicar a los prófugos del triple crimen de General Rodríguez, informaron esta noche fuentes de la investigación.

Los procedimientos se realizaban en la rutas nacionales 11, 34, 168 -que conecta con Entre Ríos- y la autovía 19, que une con la provincia de Córdoba. También se realizaban controles en las autopistas a Rosario, Córdoba y Buenos Aires.
Todos los vehículos eran inspeccionados, incluso los pasajeros de ómnibus. En tanto, el Comité de Crisis, conformado por las tres fuerzas de seguridad, junto al ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, se trasladaron al aeropuerto Sauce Viejo, de la capital santafesina, desde donde seguían de cerca las últimas novedades del caso y analizaban estrategias que permitieran dar con los profugados.
La crónica del día
Dos gendarmes fueron hoy heridos a balazos en dos tiroteos registrados en localidades del sur de Santa Fe, en el marco de la búsqueda de los tres condenados por el triple crimen de General Rodríguez que hace 11 días se fugaron del penal bonaerense de General Alvear, informaron fuentes judiciales y policiales.
En tanto, los investigadores descubrieron en la mencionada zona un rancho donde comprobaron que los prófugos Christian (44) y Martín Lanatta (42) y Víctor Schillaci (35) estuvieron escondidos ya que allí hallaron la camioneta robada de la ex suegra del primero de ellos.
Mientras que tras una serie de 17 allanamientos realizados esta madrugada en la zona sur del conurbano, los pesquisas detuvieron a cuatro sospechosos de haber colaborado con la fuga, entre ellos, Franco Schillaci, un hermano del evadido Víctor.
"Estas personas (detenidas hoy) son la ayuda externa que tuvieron al momento de la fuga", afirmó a la prensa el fiscal general de Azul, Cristian Citterio, a cargo de la causa por la evasión y quien mañana indagará a los nuevos sospechosos.
Se cree que estas cuatro personas fueron a buscar a los presos en dos vehículos hasta General Alvear y luego los dejaron en "un lugar seguro" del sur del Gran Buenos Aires, precisó una fuente de la investigación.
Por su parte, el fiscal federal Jorge Di Lello pidió hoy formalmente abrir una causa para que se investigue si organizaciones del narcotráfico brindan apoyo a los tres evadidos para mantenerse prófugos y el requerimiento recayó en el juez federal Sergio Torres.
Di Lello explicó que el magistrado dispuso allanar esta mañana tres viviendas en la zona rural de la localidad de San Carlos, en el departamento Las Colonias, al sur de la capital santafesina, los cuales dieron resultado negativo.
Sin embargo, cuando finalizaban estos procedimientos, efectivos de Gendarmería que se retiraban a bordo de una camioneta Citroën Berlingo blanca, advirtieron la existencia de un rancho con un pequeño galpón atrás y decidieron ir a ver qué había en ese lugar.
De repente, de entre los pastizales, salieron tres hombres que los atacaron a balazos e hirieron en el pecho y en una pierna al cabo Walter Aguirre (21), quien esta tarde permanecía internado en el hospital Suchón, de San Carlos centro.
Los prófugos escaparon en el utilitario de los gendarmes por caminos paralelos a la ruta 6, que une a las localidades de San Carlos sur y Gessler, donde se montó un operativo de búsqueda.
Mientras tanto, al lado del rancho se encontró la Renault Kangoo color gris, patente NCA960, a nombre de Elvira Susana Martínez, la ex suegra de Christian Lanatta, y en el interior de la misma secuestraron dos teléfonos celulares con sus respectivos chips.
Martínez denunció que el jueves 31 de diciembre, su ex yerno se presentó en su casa de Berazategui y le robó la utilitario bajo amenazas de muerte.
Mientras que en el galpón había una pequeña garrafa, una olla, cubiertos, leche, un bidón de agua, una botella con jugo de naranja, un mate, una caja de cacao que únicamente se elabora en Santa Fe, una ensaladera, un colchón, frazadas, una pala, pistoleras y porta cargadores de pistolas, por lo que se cree que los prófugos estuvieron varios días escondidos allí.
Luego, entre las 9.30 y las 10, se produjo un nuevo enfrentamiento en la localidad de San Agustín, departamento de San Jerónimo -cerca de Coronda-, cuando quienes iban a bordo de la Berlingo blanca evadieron un control de Gendarmería en un camino vecinal cercano a la autovía 19, que une Santa Fe con Córdoba.
Allí, los prófugos mantuvieron un segundo tiroteo desde su vehículo con gendarmes a bordo de una Volkswagen Amarok en el que resultó herido el comandante Mario Valdez (44), oriundo de Rosario, quien recibió un tiro en en el brazo izquierdo a la altura del corazón.
El efectivo fue trasladado al hospital Cullen, de la ciudad de Santa Fe, donde esta tarde permanecía internado estable.
Tras el segundo tiroteo, los Lanatta y Schillaci escaparon en la Berlingo, que después también fue encontrada abandonada, al tiempo que durante la tarde continuaron los operativos terrestres y aéreos en las zonas de Las Colonias y Sauce Viejo para atrapar a los agresores.
Por otra parte, el fiscal de Coronel Brandsen, Mariano Subiet, pidió esta tarde la detención formal de Rubén Lorenzetti (58) y Héctor Wagner (54), dos comerciantes de Chascomús aprehendidos ayer, acusados de haber facilitado la fuga.
Ambos están sindicados como los responsables de haber adulterado una camioneta presuntamente utilizada por los evadidos la madrugada del 31 de diciembre en la vecina localidad de Ranchos, donde balearon a los policías Fernando Pengsawath (23) y Angelina Lucrecia Yudati (33).
En paralelo, el fiscal Citterio indicó que trabaja "coordinadamente" con su par Subiet y con los fiscales de la causa por el triple crimen de General Rodríguez, Juan Bidone y Marcela Falabella, quienes por disposición de la Procuración bonaerense se sumaron a la investigación de la fuga.
Además, Citterio, que destacó el apoyo de la procuradora provincial María del Carmen Falbo, dispuso hoy detener nuevamente al penitenciario César Tolosa, quien prestaba servicio en el penal de Alvear y está acusado de haber favorecido la evasión.
"Hay sospechas que recibió dinero para facilitar la fuga", indicó el fiscal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora