Sin predicciones para el lunes 26 de octubre

Humberto Echechurre

Sin predicciones para el lunes 26 de octubre

Los lados más débiles de la economía: dólar, comercio exterior y acciones, todos vinculados con el mundo exterior se comportaron sin sobresaltos el día previo a las elecciones, aunque ni el más avezado consultor puede predecir que sucederá el día después.
Los consultores, previendo una sorpresiva inspección de la AFIP, al igual que las "cuevas", por las dudas, bajaron las persianas.
Nadie arriesga un pronóstico en un escenario electoral expectante, tanto como despierta el poderoso huracán "Patricia" que tiene en vilo a México y países vecinos.
Todas las cartas están esparcidas sobre la gigantesca mesa, mientras que el tiempo de las propuestas pasó y se acerca la hora de la verdad.
Las ilusiones del electorado están intactas, entendiendo por "ilusión" una esperanza para lograr con la elección lo que realmente se anhela.
Alguien dijo que no hay nada más desmoralizador que llevar a las masas a callejones sin salida. Y no hay nada más estúpido que convertirse en comparsa por la desmoralización organizada. Los mercados, siempre tan sensibles, felizmente no anticiparon nada y a horas de las trascendentes elecciones en todo el país, los principales indicadores reaccionaron en positivo.
Muy poco influyó lo que ocurría en los mercados internacionales y las operaciones -muy limitadas- pasaron a segundo plano. La mirada está centrada en el día domingo.
Gustavo Ber, titular de la consultora Estudio Ber, sostuvo que "a tan sólo horas de las elecciones presidenciales, y más allá de circunstanciales pausas en el camino, los activos domésticos continúan demandados por los inversores, dado que siguen detectando un atractivo valor estratégico con un perfil a mediano plazo". Y eso es un signo positivo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te puede Interesar

Comentá esta Noticia