La ciudad de Salvador Mazza no tiene respiro y aunque los municipales el pasado viernes entraron en un impasse de las medidas de fuerza, anticiparon que retomarán la protesta este lunes. Piden que se les devuelva la categoría que tenían hasta inicios de octubre tras la reestructuración comunal.
El intendente Rubén Méndez no ha entablado diálogo aún y desde el gabinete no han anticipado posibles soluciones.
Con quema de cubiertas y olla popular ya anunciaron que no levantarán el paro y hasta amenazan con recrudecerlo, además de denunciar que el gabinete municipal se ha reunido sin intervención gremial.
Según explicó el dirigente de ATE en la zona norte, Fermín Hoyos, los contratados pasaron a la categoría de planta temporaria reduciéndose no solo el sueldo, sino los beneficios sociales, aguinaldo y vacaciones. Hoyos explicó además que muchos ya tienen la antigedad necesaria para ser pasados a la planta permanente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia