Mañana, en el Día Internacional de la Mujer, el servicio de Citodiagnóstico del hospital San Bernardo ofrecerá la posibilidad de que las mujeres no tengan excusas para hacerse el test del Papanicolaou de rutina. Sin turno, sin pedido médico y por orden de llegada, desde mañana y hasta fin de mes se inicia la campaña de prevención contra el cáncer cérvico uterino. Será los lunes, martes, jueves y viernes, de 8 a 10, en el servicio de Citodiagnóstico del hospital San Bernardo.
La jefa del área, Aidé Nolasco le explicó a El Tribuno que este es el tercer año consecutivo que lanzan la campaña. "Aprovechamos el mes de la mujer para que todas se hagan un autorregalo de cuidado. Eso es hacerse el Papanicolaou. Esta campaña nos dio muy buenos resultados y por eso la repetimos", explicó la doctora a cargo.
En marzo de 2015 asistieron 300 mujeres durante la campaña. Solo a seis se les detectaron células precancerígenas e iniciaron los tratamientos adecuados. "Si bien parece poco, en el servicio aumentó mucho la cantidad de mujeres que detectamos tanto con células precancerígenas como cancerígenas, sobre todo en las más jóvenes. Por eso apuntamos a que las mujeres se hagan el estudio, que es de prevención", aseguró Nolasco.
En el servicio, la tasa de prevalencia de la patología cérvico uterina durante 2015 fue de 14 mujeres cada 100 mil. La provincia tiene una de las tasas más altas del país.
s

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora