Al menos 20 personas murieron y decenas resultaron heridas en un doble atentado perpetrado por el grupo extremista Estado Islámico en la zona chiíta de Zayeda Zeinab, en las afueras de Damasco, informó ayer el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una ONG con sede en Londres.
La ONG, cercana a la oposición siria, precisó que 13 de los muertos eran civiles y el resto miembros del Ejército o de milicias leales al gobierno del presidente Bashar Al Assad.
Uno de los atentados fue perpetrado por un atacante suicida que hizo estallar su cinturón explosivo en el acceso a la población, por la carretera de Al Diabiya, y el segundo con un coche bomba que explotó en la calle Al Tin, según la agencia oficial de noticias siria SANA.
Un fuente policial citada por SANA rebajó la cifra de muertos a 12 personas y señaló que medio centenar de personas resultaron heridas, entre ellas niños y mujeres.
Heridos graves
Por su parte, el Observatorio no descartó que pueda ascender el número de víctimas mortales, debido al estado en el que se encuentran algunos de los heridos, informó la agencia EFE.
Según la agencia Amaq, cercana al grupo extremista sunnita, el atentado lo llevaron a cabo militantes suicidas del Estado Islámico.
En una breve nota difundida en las redes sociales, Amaq asegura que fueron tres los ataques, dos de ellos ejecutados con cinturones explosivos y un tercero con un coche bomba.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora