Ayer no se sabía cómo se seguiría trabajando en la delegación del Inadi (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) en Salta. A Nicolás Hirtz, que estaba al frente de la institución desde 2012, le pidieron la renuncia por mail pero no lo desvincularon formalmente. Tampoco le comunicaron quién se haría cargo de la entidad ni qué pasaría con el resto de los empleados. En su lugar designaron a Alvaro Ulloa, exdefensor del Pueblo, quien anunció que se presentaría a tomar su puesto hoy.
"Yo estoy hoy (por ayer) en el Inadi. Los delegados de todo el país no sabemos qué pasará con nosotros. Somos trabajadores designados a cargo de delegación. Estamos en planta transitoria porque en el Inadi no hay planta permanente en todo el país", afirmó Hirtz.
El delegado hasta ayer es empleado del Inadi desde 2008, cuando entró como responsable de prensa. En 2012 quedó a cargo de la delegación. "Nuestros puestos son concursables pero el Estado nunca los concursó", explicó.
Hirtz relató que el 15 de febrero recibió un mail en el que le pedían la renuncia, igual que los delegados de todas las provincias. Él y muchos otros respondieron pidiendo explicaciones sobre su situación laboral.
"Nos gustaría saber cuál es el motivo del pedido de renuncia porque somos trabajadores con designación a cargo y sabemos que tendrá que venir otro delegado. Por lo tanto, o nos reasignan funciones o abren el concurso para que tengamos la chance de competir. No tenemos cargos políticos ni ejecutivos", puntualizó el funcionario.
El delegado no volvió a tener respuesta de la sede central del Inadi, a cargo de Javier Buján. "Las veces que los llamamos o nos comunicamos por mail nos dicen que no saben nada", remarcó Hirtz.
Y añadió: "La semana pasada, en una nota que le hicieron en el diario La Nación, Buján dijo que están revisando los casos y que no iban a echar gente, vinieran de donde vinieren, sino que se iban a centrar en el trabajo. Pero a la par de eso, llegaban los mails de despido. Entre el viernes a las 21.30 y hoy (por ayer) los trabajadores del Inadi de todas las delegaciones empezaron a recibir mails en los que les decían que no contaban más con sus servicios".
Espera
En la delegación Salta hay cuatro empleados, más una persona incorporada en 2014 que viene con un pase del Ministerio de Justicia. Los tres empleados que acompañan a Nicolás Hirtz son contratados universitarios.
Los contratos se renuevan anualmente y el 31 de diciembre habían caído. La promesa de Buján cuando asumió fue que renovarían hasta fin de año y luego revisarían cada caso. Sin embargo el presidente Mauricio Macri dijo que se darían de baja todos los contratos universitarios desde el 29 de febrero.
La asesora legal del Inadi en Salta, Fátima Hognadel, también recibió el mail con el pedido de renuncia. Los otros dos empleados esperan saber qué pasará hoy. Si se dieran de baja los contratos, la delegación quedaría sin personal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


laverdad argentina
laverdad argentina · Hace 9 meses

Imprrsentable este gobierno. No se si lo hace por inutilidad o a sabiendas con la intencion de provocar estallido social


Se está leyendo ahora