El 11 de septiembre de 2001, Matthew estaba a los pies de la torre sur del World Trade Center. Se dirigía a una entrevista de trabajo cuando el primer avión de United Airlines impactó el edificio. "Pasé por casi la mitad de Manhattan corriendo", recuerda el estadounidense en Le Monde, quien el pasado viernes 13 de noviembre vivió otra situación límite de la que también salvó milagrosamente ileso.
Matthew estaba en el teatro Bataclan viendo a sus compatriotas de los Eagles of Death Metal cuando ocurrió la toma de rehenes y los atentados terroristas en París, Francia. "Lo que viví en el Bataclan fue mil veces peor", remarcó.
El hombre de 36 años, que vive en París desde julio, sobrevivió dos atentados terroristas, pero este último lo hizo gracias a una serie de hechos fortuitos, junto con la ayuda de Daniel Psenny, un periodista de Le Monde que vivía cerca del lugar y abrió las puertas de su edificio para refugiar a los sobrevivientes de la masacre.
En medio de eso, Psenny vio a Matthew tirado boca abajo en plena calle y sangrando, cerca de una de las salidas de emergencia de la sala de conciertos. Actuando casi por instinto, lo tomó desde un brazo y lo arrastró hacia su seguridad. A causa de esto, el periodista fue herido de bala en un brazo.
"Estuve muerto", relató Matthew, "cuando sentí que me tiraba del brazo, ni siquiera me miro. Dije -o pensé en mi cabeza- Te quiero, mi ángel".
El estadounidense recuerda además que su esposa no lo pudo acompañar al concierto en el Bataclan porque no pudieron encontrar una niñera que cuidara a sus dos hijos esa noche.
YANQUI.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 12 meses

Este es un hombre que mas vale tener lejos. El tiene suerte, pero los que están cerca no mucha.


Se está leyendo ahora